Pantallas iluminadas por led: ¿moda o necesidad?

Kindle Paperwhite

Lo primero, una cuestión de concepto: al hablar de pantallas iluminadas por LED me refiero a los nuevos lectores que incorporan en su marco una serie de led que dan luz a la pantalla y nos permiten leer en condiciones en las que la luz ambiental es escasa o inexistente. Lo que viene a ser el sustituto de la tradicional lamparita, pero mucho más “chachi” y, posiblemente, efectivo.

Frente a esto, tenemos las pantallas retroiluminadas LED, que no son otra cosa que las pantallas normales de ordenador o tablet, que para dispositivos más pequeños se fabrican con led en lugar de otros elementos, y que emiten luz dedes la pantalla hacia nuestros ojos. Dicho esto, pasemos a destripar un poco el asunto.

Hace pocas semanas que salió al mercado el Tagus Lux (luz en latín, así que muy originales), que no tiene nada que envidiar (o sí) al Kobo Glo o al Kindle Paperwhite. Todos ellos presentan como elemento más destacado (y novedoso) las pantallas iluminadas por led, pero he de reconocer que soy un poco clásica para estas cosas y no puedo evitar que venga una pregunta a mi mente cada vez que veo un lector con la pantalla iluminada por led: ¿de verdad es necesario?

Hasta que el Glo asomó la patita por debajo de la puerta (poco más o menos), lo normal era alabar las ventajas para nuestros ojos de la tinta electrónica y, para momentos de poca luz, ponerle una lamparilla led externa o una funda con luz que proporcionaba la iluminación que necesitábamos para leer sin dañar nuestros ojos. Porque, para qué negarlo, el cuidado de nuestros ojos es la principal ventaja de una pantalla de tinta electrónica (e-ink para los amigos).

Alguno dirá aquello de: “Me han dicho que las pantallas retroiluminadas no son tan malas para la vista”. Cierto, yo me tengo que pasar unas cuantas horas al día frente a un ordenador por motivos laborales y no se me han caído los ojos no tengo problemas de visión (de momento). Pero no negaré que el día que no uso el ordenador mis ojos no me pican ni me duelen, aunque me haya pasado leyendo en mi querido lector las mismas horas que habitualmente dedicaría a trabajar con el ordenador.

Tagus Lux

Sin embargo, de un tiempo a esta parte no paran de salir nuevos modelos con lo que parece imprescindible: un pequeño conjunto de led que ilumina la pantalla de forma “uniforme” y que mejora nuestra experiencia de lectura… Eso dicen, pero las pantallas iluminadas ¿realmente la mejoran?

He tenido en mis manos un Kindle Paperwhite y, efectivamente, la lectura inicial resulta más agradable, el texto se aprecia más nítido, pero a la larga ¿mis ojos no sufrirán? Porque si me he gastado un pequeño dineral en un lector es porque aprecio mis ojos, de lo contrario me hubiese comprado una tablet que es mucho más versátil.

La ventaja principal de la tinta electrónica es precisamente su similitud cada vez mayor con el papel, con un libro tradicional. El hecho de necesitar una fuente de luz que ilumine la pantalla para poder leer en lugar de emitir luz hacia nosotros reduce el cansancio de nuestros ojos. Sin embargo, las pantallas con iluminación incorporada parecen estar a caballo entre el “lector puro” (que cansa poco la vista) y las pantallas retroiluminadas (que pueden ser un desastre para los ojos).

Los leds que rodean la pantalla la iluminan de forma uniforme (aunque no tanto como aseguran los fabricantes) y con un ángulo que no incide en nuestros ojos directamente, lo que nos permite leer con las ventajas de la tinta electrónica pero sin los inconvenientes de las pantallas retroiluminadas. De ese modo evitamos también los reflejos que una lámpara led puede producir en nuestra pantalla.

Kobo Glo

Además de esto, varios lectores de este tipo tienen pantallas HD de alto contraste, con una resolución superior a la habitual (que no pasa de 600×800), lo que no deja de ser una ventaja añadida frente a las pantallas “normales”. Os dejo un pequeño listado con los lectores con pantalla iluminada y HD:

Aparte de estos, no podemos olvidar lectores que, como el Nook, se suman a la pantalla iluminada sin modificar la resolución original de 600×800.

Visto esto, he de reconocer que en la mayoría de los casos las pantallas iluminadas tienen una nitidez mayor que sus hermanas sin iluminar, aunque no es tan uniforme como sus fabricantes quieren hacernos creer (incluso Amazon lo ha reconocido de su Paperwhite). Con ellas podemos evitar los reflejos que a veces nos produce la lamparita LED que incorporan en la funda o que nos hemos comprado para leer con poca luz, aparte de ser más cómodo tener un “todo en uno” que andar con la lamparita de marras.

Me parece que la luz ha llegado para quedarse, aunque todavía queda un poco de camino por recorrer hasta dar con la iluminación ideal y realmente uniforme que los lectores deseamos.

Más información – Kobo Glo, el nuevo ereader de Kobo

Fuentes – Casa del libro, Kobo, Amazon, Pantallas retroiluminadas


9 comentarios

  1.   Miguel Azuaga dijo

    Buen articulo, a mi me llego mi kindle 4 la semana pasada y despues de darle muchas vueltas entre este y el paperwhite me decidi por este sobre todo por lo que comentas en el articulo, NO LO VEO TODAVIA, posiblemente en la siguiente generacion esta ya mejor implantado y sea el momento.

    Ademas de que en el paperwhite se ha visto y reconocido amazon lo de las sombras en la parte baja y tampoco veo practico el sistema touch ante el de boton del kindle 4.

    Estoy muy contento con mi kindle 4 y se lee genial y mis ojos lo agradecen, no he sido capaz de leer un solo libro en mi ipad retina y en mi kindle 4 ya he leido uno y sin problemas

    1.    Irene Benavides dijo

      Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado el artículo.
      Coincido contigo en que me parece muy verde ese tipo de tecnología y, tal y como está, prefiero los lectores “tradicionales”. Pero, por supuesto, seguiré de cerca la evolución, que puede dar lugar a algo muy interesante.

  2.   Seba Gómez dijo

    En cierto sentido creo que es la moda lo que ha motivado el tema de la iluminación y siento que se pierde el sentido inicial de parecerse a los libros (no he visto libros con luz hasta ahora jajaja). Aunque hay que ser sincero, muchas veces es útil tener luz propia en diversos momentos de lectura.

    1.    Irene Benavides dijo

      Efectivamente la tinta electrónica nació con la idea de emular al libro lo más fielmente posible y nunca he visto ninguno con luz. A ver dónde nos lleva la moda (porque de momento me decanto por la moda).

      1.    Kei Kurono dijo

        Dejando a un lado el tema de leer a oscuras, lo que no me negaréis es que con la iluminación puesta la pantalla aumenta considerablemente su contraste (el sustrato grisáceo parece ahora blanco y las letras más oscuras) bajo cualquier fuente de luz. Solo por eso creo que ya merece la pena.

  3.   Josep Crehuet dijo

    Estoy de acuerdo con vosotros en que los libros de papel no tienen luz, pero tampoco ningún libro de los que tengo en papel tiene botones o entrada usb y no por ello dejáis de pensar que los ebook son “libros”. En mi caso y no teniendo aun ningún ebook, empiezo a interesarme por ellos gracias a que son táctiles y con luz. Hasta ahora he leido decenas de libros usando primero PDA y después el móvil y aunque se habla mucho de lo malo de la luz para los ojos, también es malo para los ojos leer con poca luz por lo que tener una pantalla iluminada es bueno y creo que mejor que iluminarla con una lampara externa (nunca me acostumbre a ellas con los libros de papel).

  4.   Lector dijo

    Estos libros con iluminación son como los coches eléctricos: vendámoslos rápidamente hoy, que mañana fabricaremos otra cosa.

  5.   Ciudadano dijo

    La retroiluminacion led daña muchisimo la vista. En 20 años quienes abusen de esta tecnologia van a llorar… Si comprais un monitor mirad que sea LCD+TFT sin Retro LED.

  6.   Raquel dijo

    Y pregunto yo una cosa: tengo una energy ereader pro (119 eu en navidad) eBook ereader con luz pero esa luz a priori si no la subes no se nota….si no utilizo la luz del eBook es como si no tuviera luz?

Escribe un comentario