Cómo reparar un eReader mojado

ereader mojado

Los eReaders son dispositivos electrónicos que nos permiten leer libros digitales, y que solemos llevar a muchos lugares donde hay líquidos presentes, como puede ser el baño o mientras bebes un refresco o café. Como cualquier otro dispositivo electrónico, son susceptibles al agua o líquidos, y pueden dañarse si se mojan. Aquí te explicamos qué hacer y qué no hacer si tu eReader se moja y las posibles consecuencias…

Comprar modelos eReader resistentes al agua

Consecuencias de mojar tu eReader

Cuando un eReader se moja, el agua puede entrar en el dispositivo y causar cortocircuitos en los componentes electrónicos. Esto puede resultar en una serie de problemas, como la pérdida de funcionalidad, la corrupción de datos o incluso la muerte total del dispositivo. Los daños pueden variar desde problemas menores, como una pantalla táctil que no responde, hasta problemas más graves, como la incapacidad para encender el dispositivo.

¿Qué hacer si tu eReader se moja?

Si no has podido evitar el incidente y tu eReader se moja, y no se trata de un modelo resistente, entonces debes actuar siguiendo estos pasos:

  1. Apaga el dispositivo inmediatamente: esto puede prevenir cortocircuitos y daños adicionales. Es importante hacer esto lo más rápido posible para minimizar el riesgo de daño.
  2. Retira la batería si es posible: algunos eReaders tienen baterías extraíbles. Si es tu caso, retírala para evitar más daños. Si la batería no es extraíble, no intentes forzarla o podría ser peor.
  3. Seca el exterior del eReader: usa un paño suave y seco para eliminar todo el agua visible. Asegúrate de secar también los puertos y las ranuras. Si tiene una funda, retírala para poder acceder a todo el dispositivo, y que no quede humedad atrapada entre la funda y el propio eReader.
  4. Deja que el eReader se seque naturalmente: coloca el eReader en un lugar seco y bien ventilado y déjalo secar durante al menos 48 horas. Si puedes, colócalo en posición vertical para ayudar a que el agua se escurra. Pero no utilices otros métodos, ni lo expongas directamente al sol, o lo seques con pistolas de calor o secadores de pelo, ya que el calor excesivo también puede dañarlo.

¿Qué NO hacer si tu eReader se moja?

Recuerda, ten muy presente qué es lo que no tienes que hacer en ningún caso:

  • No intentes encender el eReader: esto puede causar cortocircuitos y daños irreparables. Es mejor esperar hasta que estés seguro de que el dispositivo está completamente seco.
  • No cargues el eReader: si se moja, no cargues el eReader, y si estaba cargando cuando se mojó, desenchufa inmediatamente el adaptador de corriente y retira el cable.
  • No presiones ningún botón: esto podría empujar el agua más adentro del dispositivo. Evita la tentación de comprobar si el dispositivo todavía funciona.
  • No uses arroz para secar el eReader: aunque es un truco popular en Internet, el arroz no es efectivo para absorber la humedad y puede causar más daño al dejar residuos en el dispositivo. Tampoco de fíes mucho de otros trucos que circulan por la red, y que lejos de ser efectivos, pueden generar más daños. Lo mejor es tener el dispositivo apagado y dejar que se seque de forma natural…

¿El truco del alcohol es efectivo?

Sí, sumergir un dispositivo electrónico mojado en alcohol puede ser útil en algunos casos. El alcohol puede llegar a los mismos lugares que el agua y ayudar a evaporarla. Sin embargo, hay algunas precauciones que debes tener en cuenta:

El alcohol puede ayudar a secar la humedad en un dispositivo electrónico mojado debido a sus propiedades químicas. El alcohol es un disolvente que tiene una tasa de evaporación más rápida que el agua. Esto significa que puede desplazar o mezclarse con el agua dentro del dispositivo y luego evaporarse rápidamente, ayudando a eliminar la humedad del dispositivo. Además, el alcohol es menos probable que cause corrosión en los componentes electrónicos en comparación con el agua. Esto se debe a que el agua puede dejar residuos minerales cuando se evapora, lo que puede causar corrosión. En cambio, el alcohol se evapora completamente y no deja residuos. Es importante tener en cuenta que este método debe usarse con precaución y solo como último recurso. Siempre es mejor llevar el dispositivo a un profesional si está mojado y no estás seguro de cómo manejarlo correctamente. Además, no todos los tipos de alcohol son adecuados para este propósito. El alcohol isopropílico, que es un tipo de alcohol que se utiliza comúnmente para la limpieza de componentes electrónicos, es el más recomendado.
  1. Hazlo con el dispositivo apagado: para evitar cortocircuitos, asegúrate de que el dispositivo esté apagado antes de sumergirlo en alcohol.
  2. Retira la batería si es posible: si tu dispositivo tiene una batería extraíble, retírala antes de sumergir el dispositivo en alcohol. Si la batería no es extraíble, es mejor no usar este método.
  3. No lo dejes demasiado tiempo: sumerge el dispositivo en alcohol solo durante un par de minutos.
  4. Deja que se seque completamente: después de sacar el dispositivo del alcohol, espera a que se seque por completo antes de intentar encenderlo. El alcohol servirá para ayudar a eliminar los restos de humedad más rápidamente.

Es importante recordar que este método puede no ser efectivo si el dispositivo ha estado sumergido en agua durante un tiempo prolongado o si el agua ha causado daños significativos, especialmente si ese agua es salada, como la del mar, ya que ésta deja residuos y es la más dañina. Si tienes dudas, lo mejor es llevar el dispositivo a un profesional para su reparación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.