Análisis del Kobo Nia, más asequible y más resolución

La canadiense Kobo sigue desarrollando su extenso catálogo. Como bien sabemos, la firma que posee el conglomerado nipón Rakuten cuenta con una gama de productos bastante interesante, pero que se encontraban hasta la fecha un paso por delante de los rivales en cuanto a capacidades, pero evidentemente también en cuanto a precio.

Kobo no tenía en su catálogo un producto de «gama de entrada» desde hace mucho tiempo, y parecen haber decidido que ha llegado el momento para ello.  Descubre con nosotros todas sus novedades. Tenemos en nuestras manos el nuevo Kobo Nia, el e-reader de bajo precio con el que Kobo pretende atraer a nuevos lectores la mercado, lo analizamos en profundidad.

En esta ocasión hemos querido acompañar el análisis con un vídeo de los compañeros de Actualidad Gadget en el que vas a poder ver el unboxing del dispositivo, el contenido de la caja y las primeras impresiones de forma rápida. Te recomendamos que le eches un vistazo.

Un diseño familiar

Empezamos con el aspecto exterior, este dispositivo es bastante compacto, presenta un diseño bastante simple con 112,4 mm de ancho x 159,3 mm de largo, con un área de 9,2 mm de grosor alrededor de los bordes. En cuanto al peso tenemos on 172 gramos, de este modo el nuevo Kobo Nia es uno de los dispositivos Kobo más livianos que la firma canadiense tiene en el meracdo en estos momentos.

  • Dimensiones: 112,4 mm de ancho x 159,3 mm de largo, con un área de 9,2 mm de grosor
  • Peso: 172 gramos

Está fabricado en plástico negro. Mientras que en la parte trasera tenemos unas pequeñas microperforaciones que dotan al mismo de un «plus» de agarre. En nuestras pruebas hemos encontrado que no vamos a tener problemas con los resbalones incluso cuando lo sujetamos con una única mano.

Accesorios con diseño desenfadado

Junto con el dispositivo, la firma canadiense ha tenido a bien lanzar una gama de fundas en tres colores: Negro, amarillo y azul. La tonalidad de las mismas tiene la clara intención de atraer nuevos usuarios, especialmente los más jóvenes.

Hemos accedido a la versión en color azul que cuenta con un recubrimiento interior de gamuza mientras que la parte exterior está fabricada en símil-piel. Dispone de un sistema de imanes que detectará el Kobo Nia para bloquearse y desbloquearse en función de si cerramos o abrimos la tapadera. Cuenta con una hendidura que nos permite cargar y apagar el dispositivo sin extraerlo de la funda.

Esta funda lo protege suficientemente como para un uso estándar, no engrosa demasiado el dispositivo y cuenta también con un recubrimiento en la parte frontal. Al día a día ha resultado ser bastante más cómoda de lo que pueda parecer en un primer momento, sin olvidar que algunas veces se puede complicar de sobremanera sacar el Kobo Nia de la funda.

Puerto microUSB y un único botón

En cuanto al puerto de carga disponemos de un puerto microUSB, me cuesta entender a estas alturas de 2020 por qué no han terminado por creer en la tecnología USB-C, algo que me parece un punto negativo. La batería es de 1.000 mAh y tras una carga completa (algo más de una hora) en las tres semanas de análisis con un uso mixto de brillo medio no hemos podido agotar la batería.

Estamos ante un dispositivo eminentemente táctil, sólo disponemos de un botón en la parte inferior, algo complejo de acceder y cuya posición no acabo de entender del todo, pero que está centrado en dos funcionalidades: Apagar el libro por completo y activar el «modo espera» que nos ayuda a ahorrar batería. Me parece un acierto la interfaz de usuario en cuanto a su único botón físico, no obstante, yo habría optado por otra situación para el mismo.

Interfaz de usuario y resto de novedades

Contamos con la misma interfaz de usuario tradicional de Kobo, muy centrada en su tienda de libros y nuestra propia biblioteca. En cuanto a la configuración de lectura tenemos acceso a la información del progreso de lectura.

Por su parte contamos con un selector que nos permitirá ajustar qué parte de la pantalla utilizaremos para acceder al menú o avanzar/retroceder página, así como un sistema que nos permite ajustar el brillo deslizando sobre el borde izquierdo sin perder la vista del libro.

Incluso contamos con una capacidad «beta» que nos permitirá navegar por internet. Para ello empleamos su conectividad WiFi en la que hemos encontrado una capacidad de alcance bastante limitada, y evidentemente sólo podemos conectarnos a redes de 2,4GHz. Contamos por otro lado con 8GB, almacenamiento para algo más de 6.000 libros.

ComfortLight y resolución

Este dispositivo cuenta con la retroiluminación patentada de Kobo llamada ComfortLight, eso sí, la versión ComfortLigth Pro queda reservada para el Kobo Clara HD. La capacidad de brillo es holgada, aunque a veces peca de exceso de luz azul. Si bien, se muestra más que suficiente para una lectura cómoda, incluso diría que tiene un brillo bastante alto que no vamos a utilizar prácticamente nunca. En cuanto a los brillos no hemos tenido problemas, se lee perfectamente en exteriores sin que hayamos encontrado ningún punto negativo.

Por su parte Kobo ha apostado por los 217 PPI en su pantalla de 6 pulgadas con tinta electrónica (Carta E Ink), esto supone alrededor de 50PPI de diferencia con su principal competidor por rango de precio, el Kindle 2019. La diferencia es notoria y la resolución es bastante agradable, personalmente me parece el punto más a tener en cuenta en cuanto a la adquisición del producto.

Opinión del Editor

Este Kobo Nia viene a cubrir un hueco que Kobo mantenía hasta la fecha, el de los dispositivos de entrada, donde parece que el Kindle de Amazon reinaba en solitario. Teniendo en cuenta el aumento en la resolución y el resto de capacidades, el Kobo Nia se plantea como un serio competidor, quizás en superioridad teniendo en cuenta la resolución. El dispositivo será lanzado desde 99,99 euros en los puntos de venta habituales como Fnac a partir del día 15 de julio. A mi me ha parecido una alternativa muy interesante que le hará sombra a las versiones más baratas del Kindle sin duda.

Kobo Nia
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
99,99
  • 80%

  • Kobo Nia
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 23 de julio de 2020
  • Pantalla
    Editor: 85%
  • Portabilidad (tamaño / peso)
    Editor: 90%
  • Almacenamiento
    Editor: 75%
  • Duración Batería
    Editor: 85%
  • Iluminación
    Editor: 80%
  • Formatos Soportados
    Editor: 90%
  • Conectividad
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 85%
  • Usabilidad
    Editor: 90%
  • Ecosistema
    Editor: 75%

Pros

  • Ligero y cómodo de utilizar, no resbala
  • Una interfaz de usuario bien adaptada y buena autonomía
  • La gama de accesorios está bien diseñada

Contras

  • La situación del botón inferior no me parece adecuada
  • No acabo de comprender por qué usar microUSB
 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.