Soy un enamorado de los eBooks, pero echo de menos las librerías tradicionales

Librería

Hace mucho que decidí instalarme en el mundo de la lectura digital, comprándome un eReader y adquiriendo cada vez que puedo algún libro en formato digital comprado desde Amazon o la Google Play Books entre otras. Además en las últimas semanas me he suscrito a una tarifa plana de libros que me permite tener  por menos de 10 euros una cantidad ingente de libros, aunque después tan sólo lea unos pocos.

No es que esté desencantado de la nueva forma de leer, todo lo contrario, pero de un tiempo a esta parte he comenzado a echar de menos el poder ir a las librerías tradicionales, a tocar los libros, a ojearlos, a olerlos y hasta a comprar alguno.

Comprar un libro en Amazon es algo muy cómodo, pero la sensación de poder ir a una librería es fantástica. Lo peor de todo es que cada vez quedan menos librerías, de aquellas en las que entrabas y conocías al librero, y te preguntaba por tu abuelo y por tu padre que como tu habían ido a ojear libros muchos años antes.

Ahora la mayoría de librerías se encuentra en grandes superficies o son las de las grandes cadenas, que colocan auténticos “libros de mierda”, y perdón por la expresión, justo en la entrada y en la parte que más se ve del escaparate, porque su único objetivo es vender y no convencer.

Tal vez este ataque de nostalgia no sea más que un bajón puntual, y mañana vuelva a comprar eBooks con total tranquilidad, pero creo que hoy trataré de darme una vuelta por alguna librería de la ciudad donde vivo para recordar otros tiempos y poder perderme un rato entre las estanterías de alguna librería tradicional y donde lo más digital es la caja registradora con la que te cobran las compras.

¿Echas de menos las librerías tradicionales y todo lo que en ellas se puede hacer?, cuéntanos tu opinión en los comentarios de esta entrada, en nuestro foro o en alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

Categorías

eBooks

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

5 comentarios

  1.   Patricia Millán dijo

    Mi ebook llegó hace dos días a casa, así que aún disfruto de las librerías. Tienes razón, ya casi no quedan y es una lástima, porque los libreros de toda la vida son los que conocen las obras, saben tus gustos y qué recomendarte, y con ellos no fallas casi nunca

  2.   zambomba dijo

    Si no hubiesen muerto por el ereader las hubiesen matado los grandes centros comerciales. De todas formas y aunque he comprado mucho en papel la verdad tampoco he tenido una librería a tiro de esas que hablais, asi que en mi caso no las echo en falta.
    Por otro lado el asesinato de árboles cuando hay alternativa tampoco me parece bien, y no tengo especial necesidad de aspirar olor a tinta.
    Por lo único por lo que lo siento es por los dueños de los negocios que han perdido su fuente de ingresos. Eso si es una lastima.

    Pero la misma que siento por los pequeños comercios que caen por los super centros comerciales. Por cierto yo nunca voy en Domingo a comprar, y lo mismo debierais hacer vosotros. Es una putada para la gente que trabaja en esos comercios, es una putada para el pequeño comercio que no se lo puede permitir, y es una putada para todo el mundo, porque cada vez se requieren más servicios abiertos en Domingo para cubrir las ncesidades de los centros comerciales. El otro día Seur anunciaba reparto de paquetes en domingo. Al final todo el mundo currando en Domingos, y haciendo turnos esperpenticos, porque trabajo no se crea, lo que se hace es joder vivo al trabajador.

  3.   informaticapopular dijo

    Yo echo de menos al librero tradicional, la buena conversación de quien ama su labor y la ejerce con pasión.

  4.   Nacho Morató dijo

    A mí me sigue gustando pasarme por librerías de viejo y rebuscar entre las pilas de libros que tienen. Perderme un rato y buscar cosas raras y guías, muchas guías, de plantas, minerales, etc.

    Hay libros que se necesitan toquetear.

  5.   Jesús dijo

    A mí también me gustaba ir a las librerías a hojear libros y descubrir cosas nuevas. Pero eso se acabó cuando me di cuenta que todos los libros se encuadraban en 3 categorías:

    – Conspiración judeomasónica de alguna oscura sociedad secreta medieval, que amenaza con el fin del mundo hasta que un experto profesor/científico/loquesea la descubre y se paso se liga a la chica.
    – Biografía del político/futbolista/torero de turno, probablemente escrita por un negro.
    – Pseudopornografía de baratillo, en la que mujeres súper-cool descubren que lo que les mola es el sadomaso y se dejan humillar a gusto.

    Y eso por no hablar de que, en cuanto pedías un libro concreto que se saliese de esas tres categorías, todo eran soplidos y, “buf, podemos pedirlo, tardará 2 meses” o “mmm, imposible, ya no se edita”. Y luego vas a casa y descubres que en Amazon te lo envían en 48h, y encima más barato, o directamente te lo puedes descargar instantáneamente en tu eBook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *