Paulo Coelho se adentra en el mercado de la autoedición

Paulo Cohelo

Desde la semana pasada en las diferentes oficinas de algunas de las editoriales más importantes del mundo existe un clima de preocupación y agobio, y es que Paulo Coelho, uno de los escritores más populares del mundo y que ha vendido 175 millones de ejemplares de sus libros en 170 países diferentes ha decidido adentrarse en el mundo de la autoedición de la mano de la empresa Lantia.

Dicha preocupación de las grandes editoriales es muy fácil de comprender y es que cualquier escritor que se encuentre bajo su amparo se suele llevar un 10% del precio de venta de sus libros, mientras que si los autoedita puede llegar a llevarse un 40%. Quedarían al margen los contratos que estos escritores tienen firmados con las editoriales y que suelen incluir fijos anuales y que son la principal razón por la que no hayan decidido todavía autoeditar sus libros.

Pero este paso dado por Coelho, y que en su día intentó Stephen King, aunque dió finalmente marcha atrás, puede suponer el principio del fin para las editoriales si lo grandes escritores consiguen mayores beneficios autoeditando sus propios libros, que de la mano de una editorial.

De momento Lantia, que tiene una de sus sedes en España, concretamente en Sevilla, ha alcanzado un acuerdo con la agencia literaria Sant Jordi Asociados que gestiona a día de hoy los derechos mundiales del escritor brasileño. En virtud de ese acuerdo lanzará al mercado dos de los títulos de Coelho en el llamado formato de autoedición.

“El acuerdo supone un hito en la industria editorial pues es el primer caso de un autor  best seller que decide autoeditarse en formato papel”

Los dos libros que próximamente serán publicados son El don supremo (1991) y Como el río que fluye (2008), dos títulos que ya fueron publicados en formato papel, pero que ahora volverán al mercado de una forma un tanto diferente.

Ahora sólo nos queda esperar para poder adquirir estos dos libros autoeditados, pero también esperar para saber si Paulo Coelho se atreve a abandonar su editorial y lanzarse a la autoedición de sus libros, aunque ciertamente esto lo vemos demasiado complicado, cosa que a buen seguro agradecen todas las editoriales porque podría ser un precedente muy malo y que pusiera en riesgo su extraordinario negocio.

¿Crees que con el paso del tiempo veremos como todos los escritores se pasan al formato de la autoedición?. Cuéntanos tu opinión en el espacio reservado para los comentarios de este artículo, en nuestro foro, o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

6 comentarios

  1.   Sedano dijo

    ¡Bravo por Paulo Cohelo! ¿Quién puede para que un autor quiera ganar más de un 10% de las ventas de su propia obra? Y los que caigan es que tenían que caer…

    1.    Sedano dijo

      *quien puede PARAR, quería decir…

  2.   Lucas dijo

    Los autores se llevan un 10% porque no ponen un euro para editar, solo ponen la obra y recogen después un porcentaje de los beneficios. En esos casos es la editorial la que arriesga el capital y paga toda la edición sin saber si se va a vender o no. Luego tienen que recuperar la inversión que han hecho y también obtener beneficios (eso si el libro se vende; si no se vende, el autor no ha perdido nada, pero la editorial sí). En cambio si un autor autoedita su obra tiene que pagar los costes de impresión de su bolsillo, y por tanto el porcentaje de beneficios (si los hay) que recibe después también es mayor. Lógicamente. Coelho se lo puede permitir porque no le falta dinero y no tendrá problemas de distribución y ventas. En cambio un autor novel que se autoedita raramente consigue recuperar la inversión inicial.

    1.    Sedano dijo

      Cito: “los autores solo ponen la obra”, “si no se vende, el autor no ha perdido nada”.

      No podría estar más en desacuerdo.

  3. Eso depende. La autoedición bajo demanda no supone ninguna inversión, por lo que si el libro no se vende nadie pierde nada, y se reparten los beneficios, 20% para la editorial y 80% para el autor si es digital, si es impreso depende el precio. Se entiende que una editorial se lleve más puesto que invierte en capital, pero ningún autor puede evitar pensar que un 10% es mísero, que quizá se podrían repartir algo más los porcentajes, no cuando se es nóvel pero sí cuando se tiene cierto nombre, cierto volumen de ventas. Buscar un término medio, tal vez.

  4.   Ernesto Panamá dijo

    No se si todos pues la mayoría esta editando sus propios libros digitales y son una minoría los que las editoriales publicitan. Cierto es que los libros en papel continúan vendiéndose mas. En lo personal debo agradecer a la auto edición el que mis libros están en la red. De otra forma mis escritos no habrían salido de casa, ni de mi país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *