Nueva York se echa a la calle para protestar por los recortes presupuestarios para las bibliotecas

Nueva York

Las bibliotecas juegan un papel fundamental en nuestra sociedad, no sólo como lugares donde podemos conseguir libros para leer sin tener que desembolsar ni un solo euro, sino como centros culturales donde podemos realizar varias actividades de todo tipo. Sin embargo con la crisis que la mayoría de países del mundo atraviesan se han dejado notar los recursos presupuestarios que en no pocas ocasiones han tocado de lleno a la cultura y también a las bibliotecas donde no se compran libros, no hay casi empleados o por ejemplo ya no hay disponibles revistas.

A pesar de que casi estamos dejando la crisis atrás, todavía hay ayuntamientos como el de Nueva York que han decidido realizar recortes presupuestarios a las bibliotecas, lo cual ha desembocado en protestas frente a las instituciones.

El recorte para las bibliotecas de la ciudad se ha fijado en 10 millones de dólares, quedándose el presupuesto en 313 millones de dólares, pero muchos ciudadanos neoyorquinos, al igual que yo mismo, piensa que el presupuesto de las bibliotecas nunca debería recortarse sino aumentarse año tras año.

El principal problema llega cuando comparamos los 313 millones de dólares del próximo presupuesto con por ejemplo el del año 2008 y nos damos cuenta de que se ha reducido en nada más y nada menos que 65 millones de dólares.

Bibliotecas Nueva York

Además de los ciudadanos muchas son las voces respetables que se han unido a la protesta y que han declarado que; “no estamos pidiendo nada nuevo aquí, estamos pidiendo lo que les corresponde a nuestros ciudadanos. Las bibliotecas son la palanca de titanio que saca a nuestros ciudadanos de la necesidad, de tiempos de angustia. Somos los primeros en dar información cuando nuestro público nos necesita”.

La losa de los recortes ha impedido a las bibliotecas de la ciudad de Nueva York ofrecer a los ciudadanos el servicio que se merecen y por ejemplo han tenido que recortar en gran medida no sólo por ejemplo la compra de libros, sino también el número de actividades o curso que ofrecen. A esto además debemos de sumarle el mal estado de las bibliotecas de casi toda la ciudad que ya conocimos hace tiempo y cuyas obras será imposible acometer con un presupuesto cada vez más bajo.

Reflexionando en voz alta

Una vez dijo un político que ningún gobierno debería de realizar recortes en sanidad, cultura o educación, cosa que después no cumplió, pero que era sin duda alguna una afirmación muy acertada.

Yo estoy convencido de que con la cultura no se debería de jugar y es que no sólo no se deberían de hacer recortes, sino que cada año se debería de buscar dinero donde fuera para conseguir que el presupuesto se aumentara. Con ello las bibliotecas y otras muchas instituciones públicas podrían cumplir sus cometidos y darle a la ciudadanía algo que realmente necesiten.

Nueva York es la capital del mundo y ojalá lo pueda ser también lo que a cultura se refiere y que no tengamos que hablar de ella por el desprecio que sus políticos hacen de las bibliotecas y de la cultura en general.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis
Te puede interesar

Categorías

Noticias

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Gla dijo

    Que triste!! cuando en realidad las bibliotecas y la educación deberían ser un INVERSIÓN – se le tiene que tomar como una empresa-y nunca como un GASTO. Como dice el dicho popular “en todos lados se cuecen habas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *