¿Nos acercamos al final del mundo de la lectura digital?

eBooks

Desde que los primeros libros digitales llegaron al mercado he sido un gran defensor de estos y por supuesto de la lectura digital. A pesar del título que he decidido ponerle a este artículo, no he dudado ni dudo, ni creo que duraré en ningún momento que la lectura digital es el futuro, pero es innegable que los eReader y los eBooks atraviesan un mal momento, con malas cifras de ventas y con un claro estancamiento en la aceptación por parte de los usuarios.

Sin embargo y a pesar de todos los pesares creo que no estamos ante el final del mundo de la lectura digital, al que le queda un largo no, larguísimo recorrido. Y es que a pesar de que todos esperábamos un mayor crecimiento de las ventas de los libros digitales y de los libros electrónicos, estos no han terminado de convencer a muchos usuarios.

Hace no demasiado tiempo se apostaba por una fecha para la posible desaparición de los libros en formato papel, pero hoy en día esa posibilidad cada ves se ve más lejana. A pesar de todo el final de la lectura digital tampoco está cerca y es que las opciones, prestaciones y funciones que nos ofrecen son innegables y tarde o temprano estás terminaran por convencer a más y más usuarios.

La lectura digital atraviesa un mal momento, y tal vez grandes compañías como Amazon,  Kobo o Apple deban de plantearse que están haciendo mal y como pueden convencer a los usuarios de que los eBooks son una gran opción, por que una vez más sólo os puedo decir que la lectura digital es el futuro, a pesar de todos los pesares.

Ahora que ya conocéis mi opinión, me gustaría conocer la vuestra sobre si estamos ante un final cercano de la lectura digital . Puedes hacérnosla llegar a través del espacio reservado para los comentarios de esta entrada, mediante nuestro foro o haciendo uso de algunas de las redes sociales en las que estamos presentes.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

Categorías

eBooks, eReaders

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

10 comentarios

  1.   dAni dijo

    creo que la lectura digital depende mucho del soporte! y es ahi donde hay mucha incertidumbre. Hace un año se vendian muchos iPad, ahora han bajado las ventas, etc etc… el tablet/soporte es el capricho tecnológico, la lectura no es un capricho, yo sigo leiendo igual cada mes, por tanto no tengo la impresión que el titular exacto sea el fin de la lectura digital, si eso fuera asi, ya puedes dejar de consultar tu correo en una pantalla, leer tus feeds, consultar navegador… etc etc. ¿que es un ebook? sino varias paginas de html concadenadas; el soporte esta muy en fase de prueba (es eso lo que se decia sustituiria el papel, pero el papel no es la lectura, es solo el soporte).

  2.   Horacio dijo

    Todo va a cambiar cuando los e books adopten el formato EPUB 3 y permitan interactividad y uso de multimedia. Ademas siguen siendo muy caros y el concepto de propiedad, es mio porque lo compre, en un entorno virtual todavia resulta extraño. Es esa sensación que si la empresa quiebra o apretas mal un boton, borraste el libro. Y no se pueden prestar! Muchas razones para seguir con el formato tradicional

  3.   César dijo

    Yo no entiendo la forma que tenemos de sacar conclusiones… evidentemente con un libro físico podemos tomar el dato de unidades vendidas como un indicador de la popularidad de ese libro… pero inferir que el descenso de ventas de dispositivos para la lectura digital es un indicador de falta de aceptación de estos formatos, me parece poco serio…
    Lo que no tiene ni pies ni cabeza es que un libro físico cueste prácticamente lo mismo que su versión digital (aunque hay casos en los que el ebook cuesta más http://goo.gl/2x54LQ)…

    Otro tema que me parece vergonzoso es el uso de los derechos de autor para escudar las ganancias de las editoriales… ¿por qué no se desliga el porcentaje que recibe el autor en este concepto respecto del resto de gastos? ¿por qué tengo que pagar al autor una y otra vez sus derechos cada vez que adquiero una nueva edición de su producto literario? ¿ha cambiado algo el argumento o la trama entre una edición en tapa dura y su versión electrónica?.

    Desgraciadamente los “distribuidores” de contenidos están matando la “industria” y, en lugar de reconocerlo, intentan morir matando al echarle las culpas a fantasmas que ellos no comprenden.

  4.   Andres Hans dijo

    En lo referente a los ereaders creo que el problema es que están muy atrasados en cuanto a tecnología respecto a smartphones y tablets.

    Yo no se cuanto debe costar fabricar una pantalla de tinta electrónica para que los ereaders sigan estancados en el tamaño de 6″ como standard. Aunque poco a poco voy viendo nuevos tamaños de pantalla estos ereaders son bastante más caros, sobre todo comparándolos con una tablet, el mayor enemigo, en mi opinión, de un ereader.

    Yo, por ejemplo, por 100€ me compré una tablet de 10″ con procesador de 4 núcleos, 1 Gb de RAM y 16 Gb de almacenamiento y siempre me pregunto por qué no harán lo mismo pero sustituyendo la pantalla lcd por una de tinta electrónica, ¿tan caras son? Tampoco le pido mucha potencia a un ereader si sólo lo voy a usar para leer pero sí me gustaría que se estandarizara otro tamaño mayor de 6″… en este caso pienso que el tamaño sí importa.

    Lanzo también otra pregunta en lo que avances tecnológicos se refiere… ¿serán posibles algún día pantallas de tinta electrónica en color?

    1.    dani dijo

      ¿quienes son los distribuidores de contenido?

  5.   Patroclo58 dijo

    Se me ocurren muchas respuestas y ninguna completa…

    Cuando se cambió el soporte de papiro y pergamino (rollos) a vitela y papel (libros) hubo más cambios en el formato, que los que observo entre estos últimos y los eBooks ¿estaremos desaprovechando la tecnología?

    He comprado un total de 6 e-readers y una tablet, le encuentro cualidades y defectos a todos ellos, lo que no me pasa con los libros, en éstos me importa únicamente el contenido ¿Será que la tecnología nos distrae de lo esencial?

    La tecnología de los e-readers no es perfecta ni estándar, tampoco los formatos de los libros (contenidos) digitales ni sus precios, ni la forma en que se venden, eso provoca adversión y rechazo.

    Mi madre, ya octogenaria, no suelta su libro digital (yo se lo relleno) y se ha vuelto muy muy exigente en sus contenidos, pero en general, los jóvenes que son los que gustan (y ensallan) las nuevas tecnologías, leen relativamente poco o muy poco.

    1.    Marimoñas dijo

      Totalmente de acuerdo con Patroclo: 1. La tecnología distrae de lo esencial. Hay investigaciones que lo demuestran; 2. los mayores usuarios de las tecnologías son , jóvenes y no tan jóvenes, personas que no suelen leer mucho. Es tan sencillo como hacer una encuesta entre tus conocidos. He preguntado y los más aficionados a leer me han contestado (todos) que prefieren el soporte papel. Los amantes de los libros quieren “poseerlos”.

      1.    Miguel dijo

        Estoy de acuerdo con ellos pero la lectura en un e-reader también tiene ventajas, para para mis los libros físicos tienen que ser algo muy especial, me gustan las ediciones de cátedra por su aparato crítico, la colección gótica de editorial Valdemar con esas ediciones tan artesanales y para leer sociología o filosofía el tacto de los libros de editorial Trotta es casi orgásmico, para todo lo demás existe el kindle (en mi caso todo lo demás sería basicamente el 90% de la narrativa existente), no hay que escoger solo una opción siendo que cada una tiene sus ventajas.

  6.   Mondorodondo dijo

    Bueno, uf. El tema da para tantas opiniones. ¿Me gusta un libro en papel? Claro. Queda bien sobre la mesa. Mientras más blancas sus páginas, más grueso, y más bonita cubierta, mejor. ¿Llevaría un libro de esos a todos lados? Oh, no, muy incómodo. ¿Y si deseo consultar varios libros? Necesitaría una valija. ¿Y en el bus, el tren? El libro abierto ocupa el doble de espacio que el cerrado, y al pasar las páginas siempre le pego algún que otro codazo al que viaja en el asiento de al lado. ¿Y la ergonomía o como se llame? El último libro en papel que leí, luego de tener e-reader, me agotó, por tener que usar ambas manos para sostenerlo, incluso sobre la mesa, para evitar que se cerrara, y además por su peso. Y los días que tengo la vista cansada, ¿no me gustaría que las letras fueran más grandes? Claro, el e-reader lo hace. ¿Y acaso el libro en papel se abre por sí mismo en la última página leída, aunque lo cierre sin poner señalador? Porque el e-reader lo hace. Y las búsquedas, ¡ah! son útiles. Uno recuerda que leyó algo pero no sabe dónde, pero el buscador del e-reader lo encuentra bastante rápido.

    Al e-reader sólo le falta el olor en las páginas. El resto de las características de un libro físico, me incomodan. Claro, la cubierta siempre sirve para presumir. Deberían venir cubiertas en papel para poner por fuera de la funda del e-reader y así todos saben si leemos “50 sombras de Gray” (¡¡wow, esa mujer debe ser ardiente!!) o “Crítica de la razón pura” (¡¡caray, ese hombre es inteligente, me gusta!!)

  7.   dani dijo

    Hoy en linkedin ponen este artículo: http://www.universoabierto.com/23209/encuesta-de-habitos-y-practicas-culturales-en-espana-2015/?utm_content=bufferfc242&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

    ¿Se esta muriendo la lectura digital? Cada poco veo comentarios contradictorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *