Los ministros analfabetos de Arturo Pérez-Reverte  

Arturo Pérez-Reverte

Esta semana Arturo Pérez-Reverte presentaba ante los medios de comunicación, en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, la adaptación que ha realizado de “El Quijote” y que la Real Academia Española (RAE) le encargó. Sin embargo su nuevo trabajo podríamos decir que pasó prácticamente totalmente desapercibido por las durísimas declaraciones del escritor contra los ministros de los diferentes países de habla hispana.

He de confesaros que Reverte no es uno de mis escritores favoritos, y tampoco alguien que me caiga especialmente bien, pero hoy quiero usar esta tribuna para romper una lanza en su favor. Y es que no explico como el libro más conocido y prestigioso de la lengua española pueda haberse dejado caer en el olvido y haber pasada a un segundo plano dentro del mundo educativo.

“El Quijote está siendo abandonado por los sistemas escolares españoles y americanos. La culpa es de generaciones de ministros analfabetos que no saben para qué sirve el Quijote”

De los 22 países de habla hispana que existen, tan sólo seis de ellos conservan la obra de Miguel de Cervantes dentro de sus planes de estudio. En los restantes 16 el ingenioso hidalgo no es una lectura obligatoria, ni se estudia o se lee ni tan siquiera por encima, lo cual es a todas luces inexplicables.

“Es muy triste que en este desmantelamiento de la cultura que estamos teniendo se dé importancia a libros menores y sin embargo no se trabaje con el Quijote. Porque el Quijote no es solamente un libro bellamente escrito y un clásico de nuestra lengua, sino una escuela de filosofía, de ética, de lealtad, de honradez, de imaginación. El Quijote es un ejemplo. Y como elemento de trabajo, es una fuente riquísima para un profesor para discutir con los alumnos incluso de aspectos morales de la sociedad moderna”

Ahora y con “El Quijote” adatado al mundo educativo, obra de Arturo Pérez-Reverte y la RAE, tal vez este comience a volver a los planes educativos, pero ya nadie podrá paliar la vergüenza de que muchos estudiantes hayan leído varios libros de forma obligatoria, pero no el libro de Cervantes, exponente y abanderado de la lengua española.

¿Crees que tiene razón Arturo Pérez-Reverte al criticar la ausencia de las aulas de “El Quijote?.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

Categorías

eBooks

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Gatopardo. Blogia dijo

    ARTURO PÉREZ REVERTE HA REESCRITO EL QUIJOTE

    (…).”aquella gente debía de ser del pueblo del rebuzno, y así se lo dijo a Sancho…”

    En tocante a la lengua,
    lo tuyo es la felación;
    me has capado El Quijote,
    lo has dejado con tal mengua
    que parece un estrambote,
    un librito de ración.

    Eres blando como un higo
    y te gusta hacerte el duro,
    y aunque tú quieras creerte
    —porque te llamas Arturo —
    un escritor que divierte,
    eres un Laurén Postigo,
    y eres un Pérez Reverte.

    Moraleja:

    Reverte, da asco verte
    y aún más asco da leerte.

    la glamourose cabra

  2.   Jesús dijo

    Pues yo no creo que los niños que van al colegio estén preparados para leerse El Quijote, un libro que no sólo está en castellano antiguo, sino que se desarrolla en un contexto social e histórico que los niños todavía no creo que estén en condiciones de entender. ¿El resultado de obligarles? Que, lógicamente, no se enteran de nada, y le cogen asco no sólo al Quijote, sino a la lectura en general.

    A los niños hay que darles a leer obras adaptadas a su formación y situación. Y si tiene que leer Harry Potter o cosas así no pasa nada, le servirá para coger rodaje y pillarle el gusto a la lectura, que ya tendrá tiempo de ir hacia cosas más elevadas cuando los libros juveniles le sepan a poco. Pero poner a los escolares a leer el Quijote es como comprarle un Ferrari de 700CV a un chaval de 18 años que se acaba de sacar el carnet de conducir. No tiene sentido, y lo único que conseguirás es que se pegue un piñazo en la primera rotonda y a partir de entonces prefiera ir en autobús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *