Los domingos NO son para leer

Domingos

Hace unos cuantos meses publiqué en este mismo sitio web un artículo titulado “Los domingos son para leer”, en el que como ya os podéis imaginar defendía que el último día de la semana era el ideal para dedicarlo a la lectura. Hoy, y aunque pueda parecer un tanto extraño, he decidido defender que los domingos no son para leer, sino para dedicarlos a otras muchas cosas.

Después de pasar toda la semana trabajando, y el sábado adecentando un poco la casa, muchos a buen seguro no querrán saber absolutamente nada ni de los libros ni de la lectura y tan sólo desearán dormirse en el sofá mientras ve en la televisión alguna película dominguera, en las que el asesinato de algún protagonista está asegurado.

Si tuviera que decidir si los domingos para leer o para no leer, tendría muchas dudas, y es que como muchos me dijisteis cuando publiqué el primer artículo, hay domingos y domingos y hoy me he dado cuenta de que tenéis toda la razón.

Hoy me desperté convencido de que los domingos NO son para leer, más que nada porque después de toda una semana de trabajo lo que menos quiero es tener que mantener un mínimo de concentración para leer y ser capaz de seguir una historia. Hoy mi domingo transcurre de la cama, al sofá y del sofá a la cama con un paso por la cocina para comer sin control.

Suelo leer cada día, y es por ello que algún domingo como este no se ha hecho para leer, aunque muchos estoy seguro que no lo entendáis.

Como siempre, ahora quiero conocer vuestra opinión y que me contéis y nos contéis a todos que pensáis de los domingos y de si estos están hechos para leer o para dedicarlos a otras cosas. Podéis hacerlo a través del espacio reservado para los comentarios, de nuestro foro o de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Ead Eard Bloom dijo

    Si se me permite me gustaría aportar o añadir -mostrando mi total acuerdo con el autor de la entrada- que el polvete dominguero, con las gotas de lluvia tamborileando en los cristales de la ventana (se recomienda la media luz para un mejor disfrute de las anatomías), es sin duda alguna la mejor de las opciones. Ya después, si acaso, podemos recurrir a lo de las películas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *