Francia también distingue ebook de libro y lo señala en los contratos

Francia también distingue ebook de libro y lo señala en los contratosHace ya meses que el gobierno de Francia mantiene un duro enfrentamiento con el ebook y su mundo. Hasta tal punto llega la cosa que el propio gobierno francés declaró la guerra a Amazon, llegando a ilegalizar las prácticas de Amazon.

Ahora para el 2015 la cosa sigue y a partir de ahora Francia tiene una nueva legislación. Esta legislación hace una diferencia entre formatos, obligando a los nuevos contratos entre autores y editoriales a diferenciar tal situación. Es decir, a partir de ahora, en cada contrato, la editorial tendrá que especificar el tratamiento de la obra de manera impresa y en otro apartado tendrá que especificar el tratamiento de la obra de manera digital.

Aunque pueda parecer una tontería, es algo que va a marcar mucho el mercado del ebook en Francia ya que esto hará que las editoriales puedan manipular los royalties de los autores y además es asentar un precedente en el país sobre la distinción entre formatos.

El formato digital e impreso deberán ir separados en los contratos realizados en Francia

Ya tenemos una situación similar en Alemania, dónde al parecer los juzgados se están llenando. Como bien sabéis, en Alemania el Ebook le consideran con software y por lo tanto cuando compras un ebook no lo compras sino que lo alquilas. Esto está teniendo mucha polémica y al parecer en Francia pasará lo mismo.

Por el momento los autores no han dicho nada y las editoriales tampoco se han manifestado, pero está claro que tal cambio sólo beneficia a una parte, aunque tal y como están las cosas, tampoco me parece que cualquier país se pueda permitir el lujo de asfixiar a los autores ya que gracias a este mundo globalizado, el asfixiar a los autores puede traer consigo cargarse el sector editorial del país. Permaneceremos atentos a todos los cambios e informaciones sobre el asunto ya que estoy convencido de que dará mucho de que hablar ¿no creéis?

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

3 comentarios

  1.   Mariana Eguaras dijo

    En España también se hace así, Joaquín, se diferencia entre libro impreso y libro digital en los contratos de edición, porque son distintos formatos. El problema (si lo hay) viene porque los contratos de hace varios años no incluían -porque no existían- los formatos digitales y ahora pueden sumarse. Las diferentes modalidades de explotación de una obra siempre deben especificarse en el contrato; caso contrario, no se consideran cedidas por el autor a la editorial para su explotación comercial.

  2. Como bien dice Mariana, en España también se hace así desde hace algunos años. Lo que no entiendo es por qué dices que separar los tipos de explotación va a permitir a las editoriales manipular los royalties y va a resultar negativo para los autores. ¿solo beneficiará a una parte? Personalmente creo todo lo contrario porque el autor estará en situación de decidir/negociar si cede los derechos digitales a la editorial de turno, se los queda para sí mismo o los cede a otra editorial.

    1.    Mariana Eguaras dijo

      Exacto, José Miguel, por ello en el comentario he dicho “ahora pueden sumarse” y no “deben”: el autor si quiere puede ceder los derechos de su obra para que sea explotada en digital a la misma editorial o a otra, incluso reservarse esos derechos y publicar por su cuenta.
      Lo de manipular las regalías tampoco lo comprendo. Es más, los abogados especializados en propiedad intelectual recomiendan que se hagan dos contratos: uno para las modalidades en papel (que son varias) y otro para las modalidades en digital, de las cuales el libro electrónico es una de ellas, pero no el único. Desde mi punto de vista, esta división beneficia al autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *