En España echan el cierre dos librerías cada día

Madrid

España es un país, en el que tal y como veíamos ayer existen muy pocos lectores habituales, de esos que cada día se sientan a disfrutar de un libro. Ello tiene consecuencias a todos los niveles, y entre ellas está de forma irremediable las bajas ventas de libros y el cierre de cada vez un mayor número de librerías. Las ventas de libros han caído un 18% desde 2011, lo cual supone pasar de una facturación ya baja de por si, a una más baja todavía. Esto irremediablemente lleva aparejado el cierre de librerías, cada vez en mayor número.

Y es que según dió a conocer ayer mismo la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), a través de su informe “Observatorio de la Librería 2014” cada  día se cierran en España 2,5 librerías, una cifra aterradora que tiene varias causas latentes y que por supuesto trataremos de desgranar en este artículo.

En primer lugar hay que reseñar que durante 2014 en España se cerraron 912 librerías y abrieron sus puertas un total de 226, la mayoría de ellas en Madrid y Barcelona, dos de las ciudades donde existen un mayor número de lectores habituales.

Las causas a este cierre continuado y porque no decirlo trágico de librerías tiene varias causas, dependiendo de a quien le preguntemos.

Por ejemplo Pilar Gallego, presidenta de CEGAL y del Gremio de Libreros de Madrid echa la culpa no sólo a la crisis económica y a la falta de lectores; “sino también a la falta de políticas adecuadas para la lectura por parte del Gobierno, a mejores campañas de marketing y actividades dinamizadoras por nuestra parte y del compromiso de la sociedad y la familia frente al libro y la lectura”.

Razón no le falta y es que el gobierno que preside Mariano Rajoy ha dado continuadas muestras de lo poco que le importa la cultura. Echando un ojo además a nuestros vecinos los franceses, estos aseguran una larga vida para las librerías aportando 4 millones de euros a la causa. En España esa cantidad se queda en 150.000 euros.

A pesar de que es mejor echar balones fueras y culpar a otros, la presidente de CEGAL también declaró a los medios de comunicación que;

“Tal vez nos ha faltado ser un colectivo más solidario a la hora de denunciar la intromisión de nuevos vendedores de libros con no muy buenas prácticas que han quitado una cuota de mercado importante”

La piratería también es otro factor importante para el descenso de las ventas de libros, que obliga irremediablemente al cierre de muchas librerías, aunque sería más acertado apuntar hacia Amazon o Apple que han conseguido ofrecer a los lectores sus libros preferidos, a unos precios muy reducidos, sin que tenga que moverse del sofá ni salir de casa.

Además Amazon ha conseguido ser la librería perfecta y es que puedes comprarte cualquier libro desde tu sofá y recibirlo en tu casa al día siguiente por un precio muy bajo, ¿qué librería es capaz de superar o igualar eso?.

Hoy se cerrarán de nuevo 2 librerías en España y a buen seguro mañana y pasado también , y es que la cosa no tiene una solución fácil, ya que no se puede ni obligar a nadie a leer, ni mantener un negocio abierto que sólo da pérdidas.

Sólo espero que ojalá las librerías no desaparezcan nunca, porque son una parte fundamental de la distribución de la cultura, pero han de cambiar muchas cosas, empezando por ellas mismas, por las cosas que ofrecen y como las ofrecen. Además es necesario que el gobierno actúe, con ayudas y sobre todo apostando de una forma decidida por la cultura.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   Jesús dijo

    Es curioso que los libreros apunten tantos motivos, y todos sean balones fuera: que si la crisis, que si la piratería, que si la gente no lee, que si el gobierno… Y también es curioso que, con la misma crisis, piratería y gobierno, hay otros agentes en el negocio a los que no sólo no les va mal, sino que se están forrando a manos llenas vendiendo libros.

    Igual el problema es que nos están vendiendo libros muy mediocres, a precios desorbitados. Además porque los lobbys editoriales han conseguido que sea directamente ilegal bajar los precios más de un 5%. O que cuesta horrores encontrar un libro concreto en una librería, ya que son básicamente un escaparate de best-sellers de usar y tirar sobre conspiraciones judeomasónicas, libros pseudo-pornográficos de 50 sombras de no sé qué, y biografías de políticos/toreros/futbolistas.

    Como dice el refrán, se recoge de lo que se siembra. Si ofreces un buen producto a un buen precio, la gente lo compra, pero si sigues anclado en el pasado y de espaldas a la realidad, pues te la pegas y toca cerrar.

  2.   Alejandro dijo

    Muy de acuerdo con lo dicho por Jesús. A lo que me remito citando este párrafo del artículo:

    “…
    La piratería también es otro factor importante para el descenso de las ventas de libros, que obliga irremediablemente al cierre de muchas librerías, aunque sería más acertado apuntar hacia Amazon o Apple que han conseguido ofrecer a los lectores sus libros preferidos, a unos precios muy reducidos, sin que tenga que moverse del sofá ni salir de casa.
    …”

    Y dale con la piratería. Y además hablando de libros, cuando además, el libro digital en sí, llegó hace dos días, y tampoco me parece percibir que sea algo ni siquiera de notable presencia aún en la sociedad (sumado a la práctica de la lectura).

    Claro, para qué van a hablar de que se cierran XXX librerías COMERCIALES. Y se abren otras tantas, sobre todo en Madrid y Barcelona. “Dónde más lectores hay”. Mmmm… a ver, más variables que se dejan estos señores en el tintero: si el maltrato económico del bolsillo ciudadano, y el del paro estatal, pega duro, y más en donde estos son más notables y débiles, también es de lógica que libros que se empeñan en vender a más de 15 y 20 euros (otra cosa es que los valgan), los venderán más (los que sean, sean con perspectivas de venta a la baja o al alza) en dónde más gente, con más actividad (y algunas más con algo mejor poder adquisitivo).

    Con ese razonamiento que tan sutilmente dejan por alto (porque lo que les importa a estos señores que se quejan, al final es VENDER/NEGOCIO), con ese aroma a rancio y a humedad mohosa incrustada… ¿cómo van a mantener negocios con perspectivas de beneficio en dónde más cuesta llegar a fin de mes?

    Las bibliotecas públicas sin embargo siguen estando. Y si no me falla la memoria, leí que incluso han notado un leve repunte de lectores que vuelven a interesarse por leer por motivos equis.

    Tampoco mencionan el enfoque de negocio siquiera de unos locales y otros. En mi barrio aún con bajón de ventas, siguen estando las librerías de siempre. Eso sí, los precios no los ponen ellos… ¿y cómo sobreviven? Bueno, pues porque además de librerías, pues no se ciñen únicamente a esa actividad. También son papelería, cafetería (donde poder leer un libro que hayas comprado por ejemplo), copistería, etc…

    También aguantan algunas librerías de siempre de la ciudad que se las han ingeniado para no caer. También siguen las de grupos fuertes estatales (y su público tienen). Y tambien han abierto otros locales más especializados en algo que también es lectura, como tiendas de cómics (no muchas, pero haberlas haylas, y sí… abiertas bien avanzada esta crisis, “con la piratería” y todas esas cantinelas de siempre).

    Pero todo ésto, lo pasan por alto. Entonces, es cuando recurren a atacar al otro estereotipo: Amazon o Apple. Que también tienen sus pegas, porque os digo una cosa, para mi una edición digital que requiere de MI soporte, MI servicio de Internet (que pago yo), y que no es tangible… no debería costar más de 3-4 euros, y bien currada tiene que estar. Si no menos.

    Y estos señores, son los mismos que han intentado (e intentan) “soplar” 20 euros aproximadamente igual por un libro en edición digital, como en papel -sin entrar en qué tipo de edición en papel en relación al precio… que esa es otra que se ve uno a veces con cada ejemplo, que telita-.

    Y se quejarán, llorarán, y culpabilizarán (y etiquetando/estigmanizando) a terceros, encima.

  3.   cadoi dijo

    Yo creo que las quejas están claras: se quejan simple y llanamente de no poder seguir haciendo exactamente el mismo negocio que las últimas décadas. Ni se plantean cambiar, actualizarse, amoldarse; quieren seguir ganando dinero sin esfuerzo extra, sin innovación, sin estrujarse el cerebro, sin intentar nada distinto, nuevo. Y todos esos motivos que citan son los que hacen que, efectivamente, el mismo negocio ya no valga. Actualizarse o morir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *