El observador antimonopolio del caso de los iBooks podría haber cometido abusos contra Apple

Apple

El caso de los iBooks en el que Apple fue declarada culpable, junto con otras cinco editoriales que admitieron su culpa para evitar un largo proceso judicial, parece que sigue muy vivo y lejos de cerrarse ha vuelto a abrirse una nueva polémica debido a un editorial publicado en el The Wall Street Journal y que en breves, después de ordenador la situación de este proceso, pasaremos a comentar.

Apple se encuentra ahora mismo esperando respuesta a su apelación por parte del Segundo Circuito de Cortes de Apelaciones de Estados Unidos, a la sentencia que la declaró culpable de aumentar el precio de los libros digitales, para tratar de desbancar a Amazon.

Los de Cupertino además de ser declarados culpables fueron condenados a pagar una multa de 450 millones de dólares, 400 millones para los demandantes y 50 millones para pagar las costas de este prolongado proceso judicial.

Mientras esperamos por la decisión de la justicia estadounidense hoy mismo podemos leer en el The Wall Street Journal un editorial en el que se acusa a Michael Bromwich, el observador externo que se encarga de vigilar que se cumplan las leyes antimonopolio, de estar cometiendo claros abusos con la compañía de la manzana mordida.

Y es que comenzando porque es la primera vez en la historia que se “coloca” a un observador de este tipo sin que exista una sentencia de culpabilidad firme, a este le paga Apple sus honorarios de nada más y nada menos que 1.100 dólares la hora. Por si esto te parece poco, se ha descubierto que no tiene experiencia ninguna en esta materia, y además es amigo de la juez que llevó el caso que acabó con la sentencia de culpabilidad de Apple, Denise Cote.

Además muchas son las informaciones que apuntan a que Bromwich, además de realizar su trabajo se ha convertido en un auténtico inquisidor dentro de Cupertino, teniendo acceso a todos los lugares y a todos los que allí trabajan sin prácticamente ninguna excepción.

Reflexionando en voz alta

A buen seguro viendo la situación tan complicada que vive Apple con el señor Michael Bromwich y sus abusos, y además la multa que se le viene encima y de la que difícilmente se podrá librar, echará la vista atrás y se arrepentirá de no haberse declarado culpable en su día junto con las otras editoriales inmersas en esta causa, que después del pago de una multa “están libres” de cualquier problema.

En ocasiones es mejor declararse culpable, y mucho más a nivel empresarial, aun no siéndolo, ya que tristemente te puede salir mucho más barato que intentar defender tu inocencia, la cual no es cristalina y sencillo de demostrar.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

Categorías

eBooks, Software

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Tonino dijo

    Pero no olvidemos que Apple era culpable.
    Su arrogancia finalmente chocó con la ley.

    Que ahora vaya de victima es una conveniente cortina de humo para la apelación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *