Dos razones para comprar un eReader

Kindle

Mi primer eReader es el Kindle Paperwhite de sexta generación y ha sido el primer contacto con un lector digital. Anteriormente nunca había usado un dispositivo móvil para la lectura digital, debido en parte a que me paso unas buenas horas diarias delante del ordenador y siempre había preferido el libro impreso para este motivo.

En este tiempo que llevo confraternizando con este eReader, he encontrado dos poderosas razones para preferir la compra de libros digitales que aquellos impresos a los que había estado acostumbrado desde siempre. Dos razones que valen perfectamente para animar a cualquier persona, que todavía esté reacia a adquirir un eReader, a la compra de uno de forma definitiva.

Recientemente he comenzado con la lectura de una obra de teatro que vamos a representar en una compañía en el mes de octubre. También estoy leyendo al mismo tiempo, de nuevo, El lobo estepario de Herman Hesse. Comento esto, porque me vale perfectamente para mostrar la primera razón para la compra de eReader: la comodidad.

Suelo ir por las tardes, antes de que caiga el sol, a un parque a leer, y la facilidad que me supone tener esas dos lecturas a mano en un dispositivo que, puedo llevar mismamente en el chándal, me ahorra el tener que ir con el cuadernillo de la obra adaptada de Maximo Gorki y el mismo libro del gran Herman Hesse.

Kindle

La otra razón es por la propia tecnología en la pantalla de tinta electrónica que me supone una lectura relajada. Suelo utilizar mucho mi smartphone a diario y el ordenador se lleva también unas cuantas horas, por lo que volver a alguno de estos dos dispositivos para leer, acabaría con una vista cansada en poco tiempo.

El poder pasar a un eReader, al que le bajo al mínimo la luminosidad que lleva el Paperwhite, significa que podré leer tranquilamente todo el tiempo que quiera sin tener que preocuparme por si me duelen los ojos o acabe con un dolor de cabeza.

No digo con esto que vaya a eliminar la posibilidad de comprar libros impresos y a seguir leyéndolos; lo seguiré haciendo porque me gusta tener en mi librería alguna de mis lecturas favoritas. Pero eso, serán las preferidas y las que pueda compartir con algún amigo para incluso poder prestárselas.

Si estás interesado en la compra de un eReader y te han parecido motivos más que suficientes para probar, pásate por esta entrada de mi compañero que da algunos consejos para elegir el apropiado.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis

2 comentarios

  1.   jabaal dijo

    Añado dos más: la comodidad y los diccionarios integrados.

    Respecto a la comodidad, no es lo mismo sostener un libro abierto (generalmente tienes que usar las dos manos) que un ereader que se suele sostener solo con una. Además el ereader suele pesar menos.
    Desde que tengo ereader apenas he vuelvo al papel salvo para libros que no he encontrado en formato digital… y bien que me ha fastidiado eh.

    También leo en papel los típicos libros para los que no hay todavía un lector preparado como son los libros científicos o las revistas. Quizá algún día veamos un ereader a color de 13″… la esperanza es lo último que se pierde pese que que ya son muchos años esperando.

    1.    Manuel Ramírez dijo

      Gracias por el comentario!
      La verdad que lo del diccionario es otra gran razón de peso. La rapidez que permite para luego repasar todo ese vocabulario cuando se quiera, es realmente llamativo.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *