¿A que huelen los libros?, ¿y los eBooks?

Libros

Los sábados dan para mucho y si uno se pasa la tarde echado en el sofá yo creo que dan todavía para mucho más. En uno de esos ratos, en los que ni veía la tele, ni miraba para el libro que estaba leyendo se me ha ocurrido pensar a que huelen los libros, y si estos olerían de una forma u otra dependiendo de su temática. Dejando volar mí imaginación se me ha ocurrido pensar hasta a que huelen los eBooks.

¿A qué huelen los libros?, es una pregunta que muchos a buen seguro no os habéis parado a pensar, pero todos los libros huelen a algo, aunque no tienen por qué estar relacionados con la temática. Estaría bien que una novela negra oliera a una calle húmeda y siniestra, pero no, una novela negra olerá igual que una romántica si es nueva, y muy parecida si es vieja.

Después de darle muchas vueltas a esta pregunta en el sofá, he llegado a la conclusión de que los libros huelen a nuevos cuando son nuevos, y a otras muchas cosas cuando ya son viejos. Fijaros si la tarde ha dado de sí, que he decidido oler varios libros por casa. Los de la cocina olían a comida, los del salón olían poco y los del trastero olían a humedad, signo inequívoco de que tengo que limpiarlo y tratar de controlar un poco las humedades que pueda tener.

En definitiva creo que los libros huelen al ambiente donde se encuentren. Eso sí no confundas olores, porque ya hay libros en el mercado que traen olores incorporados para meter al lector en la historia.

Otro tema sería ya el de que huelen los eBooks. No nos engañemos, los libros digitales no huelen a nada, son libros que no pueden tocar y no se pueden oler, sólo se pueden leer.

Este artículo refleja lo que pueden ser los sábados, echado en el sofá y cuando ni te convence la tele, ni el libro que estás leyendo, y en general no te entretienes con nada. Pero eso sí, quedaros con que los libros huelen y los eBooks no que para ser sábado, previo a vacaciones, ya es una conclusión bastante interesante.

¿A que huelen los libros?, ¿y los eBooks?.

Los mejores eReaders
Aprovecha la ocasión y hazte con alguno de los mejores eReaders del mercado a precios muy apetecibles
Outlet Kindle Kindle Paperwhite Kindle Oasis
Te puede interesar

Categorías

General, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   Sawol dijo

    Lo primero que hago cuando compro un libro es olerlo. Lo hago desde niña cuando me daban mis libros de texto de la primaria, en aquellos ayeres no compraba libros (por falta de dinero) y nadie me regalaba uno, así que este era un pequeño placer que sólo podía disfrutar una vez al año. La costumbre se arraigó en mi así que a veces me sorprende que a la gente le pase desapercibido el pequeño detalle de que los libros “huelen a algo”, a mi sus olores echan a andar mi imaginación, me transportan en el tiempo y algunas veces me hacen recordar algo.

    Hace unos años mi hermano intentó convencerme de comprar un e-reader, jamás entendió mi negativa cuándo después de nombrarme todos los beneficios del aparato le dije que no quería uno porque “me gustan los libros, entre muchas razones porque puedo tocarlos y porque me gusta olerlos”. Hace un par de años me regaló un e-Reader y varios eBooks, es fecha que tengo que esconderme y esquivarlo cuando llego a casa con libros nuevos porque él en verdad espera que le de un buen uso a su regalo. Como dices los libros digitales no huelen a nada y, en lo personal, a mi hasta me saben a fastidio 😉

  2. Los libros, su papel y pastas ( a lo mejor las tintas) huelen al poseedor de él mismo y esto no se va con el tiempo, lo sabemos aquellos que hemos heredado centenares de libros de un ser querido. Pero también huelen a los recuerdos que queremos evocar (a veces sin quererlo); huelen a amor, ternura, melancolía, coraje, pasión, incertidumbre… son multicolores, polifacéticos y polisémicos. Los libros hoy por hoy son el alma de la lectura. Los e-books son esos huéspedes que llegaron pero no se instalaran del todo, porque el libro, según Isaac Asimov es el “indestructible”.
    Sala de lectura Molinos de viento “Un lugar para la palabra” (Conaculta).

  3.   yasa dijo

    Los libros huelen a recuerdos cuando sus hojas de un color café muestran el tiempo transcurrido, historias increíbles que se esconden bajo un olor a madera dulce que es un deleite para el olfato, me encantan los libros viejos y para bien mio, son los más económicos en el mercado, para mí estos tienen un valor incalculable y son hermosos con su color, olor y casi podría decir que hasta sabor…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *