Un club de lectura que limpia, fija y da esplendor

Un club de lectura que limpia, fija y da esplendor

No hace mucho os hablamos de uno de los regalos que la Real Academia de la Lengua (RAE) recibía por su tercer centenario. Un simpático anuncio de la Academia de la Publicidad que inauguraba así un programa anual de celebraciones. Hace unos días se ha puesto de manifiesto otra actividad para conmemorar este tercer centenario, un club de lectura que refleje las obras literarias del castellano. Este club de lectura estará amparado por la Real Academia de la Lengua y por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y tendrá lugar en la Casa del Lector, en Madrid.

Este club de lectura será único y especial, por lo que aquel que ya haya participado en algún club de lectura de la Fundación y quiera participar en este, tendrá que realizar la preinscripción. Además cada obra tratada va a ser independiente por lo que si quieres te suscribes a una obra determinada  y no haces todo el ciclo.

Un Club de Lectura dónde no está el Quijote

Las obras a tratar por este club de lectura son: El Poema del Cantar del Mío Cid, La Celestina, Poesía de Jorge Manrique,el Lazarillo de Tormes, Entremeses y Novelas Ejemplares de Miguel de Cervantes, Poesía de Fray Luis de León, Don Juan Tenorio, el Libro de la vida y  la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España de Bernal Díaz  del Castillo. Estas son las obras editadas hasta el momento por la Biblioteca Clásica, una de los últimos proyectos de la RAE que consiste en publicar las obras originales  a través de eruditos del tema, es decir, algo similar a lo propuesto recientemente para la obra de Adolf Hitler.

Como tal, la actividad no es solo novedosa sino que muy interesante, un club de lectura sobre los clásicos españoles es original y poco dado, creo que hasta el momento la única obra que se ha trabajado socialmente es el Quijote,¡¡ y el castellano tiene obras igual de importantes!!

Ahora bien, me parece que esta actividad, increíble por otra parte que lo realice una Academia con la tradición que tienen, está más motivada por el dinero que por el interés cultural.  Me explico, las obras tratadas en este club de lectura son de dominio público o por lo menos muy generalizadas y sin embargo para tratarlas se pide una edición que curiosamente tiene un precio elevado cuando se podía pedir o enviar un ebook sin derechos. Aún así celebro esta genial actividad, ya que tanta actividad por parte de una Real Academia no se veía desde los tiempos de Felipe V.


Escribe un comentario