Smashwords se pasa al mundo de los informes

Smashwords se pasa al mundo de los informes

Cada día son más las personas particulares, los habituales lectores los que se dedican a publicar su propio ebook. Esto es parte es debido a que los costes del ebook son ínfimos comparados con los del libro tradicional y además porque la creación y venta de un ebook no implica esa autocensura que imponen las editoriales y que en algunos casos hacen retrasar o evitar grandes joyas de la literatura, como el caso de Harry Potter o La Catedral del Mar. Actualmente dentro de las empresas que nos ayudan a difundir nuestro ebook, destaca Smashwords, de la cuál ya hemos hablado en el pasado y que recientemente se ha automejorado con la adicción de informes de ventas y feedback sobre nuestros títulos.

Así Smashwords registrará las ventas y visionados que realizan las grandes ebookstores para elaborar informes listos para que el autor pueda registrar y ver el éxito de su obra. Este registro incluirá tiendas importantes como Kobo Books, Amazon, Barnes & Noble, las ventas de iBooks de Apple, Flipkart, o los visionados que se producen en servicios como Scribd, Overdrive u Oyster Books.

Actualmente, en esta era tan globalizada, los informes sobre estadísticas, ventas y opiniones se muestran como esenciales para tener una clara idea de lo que se está haciendo o hasta que punto está funcionando o no nuestro ebook. Lo que si es interesante es la situación de Smashwords en la actualidad. Si nos fijamos en el anuncio sobre esta herramienta, vemos que Smashwords llega a todas partes del mundo, ya que combina las principales librerías online del mundo y por lo tanto publicar en Smashwords es el equivalente a publicar en todo el mundo, cosa que no sucede con las herramientas de las librerías como Kindle Direct Publishing o Pub it!.

¿Los informes de Smashwords cumplirán con la Ley?

Por otro lado, también tendríamos que preguntarnos hasta qué punto esto es legal o admisible. Si bien recordáis, hace unos meses se popularizó una noticia sobre el enjuiciamiento de una web que registraba las cookies sin pedir permiso. Basándonos en esta situación, ¿ hasta qué punto es legal la emisión de estos u otros informes sobre ventas de ebooks? ¿Estamos siendo registrados y vigilados cuando compramos ebooks en estas tiendas? ¿ Están nuestros datos seguros tras ver las prácticas de empresas como la de Amazon?


Escribe un comentario