¿Se equivoca el gobierno francés atacando a Amazon para defender sus librerías?

Amazon

La pasada semana conocimos la noticia de que el Parlamento francés había adoptado una reforma en la legislación actual por la cual los distribuidores en línea de libros no podrían vender los libros más baratos que en las librerías físicas que se reparten por todo el país galo y que en los últimos tiempos atraviesan una crisis que hace temer por el cierre de muchas de ellas.

Esta reforma sirve para señalar y poner fin a los descuentos en los libros de Amazon en Francia de manera casi exclusiva. Nosotros en muchas ocasiones hemos criticado las prácticas o acciones que lleva a cabo la firma que dirige Jeff Bezos, pero hoy y sin que sirva de precedente vamos a romper una lanza a su favor.

Y es que Francia con la nueva reforma de la ley aprobada trata de frenar a Amazon para defender a sus librerías, pero no se da cuenta de que tan sólo está perjudicando a los usuarios que a partir de ahora no podrán beneficiarse de los descuentos que ofrecía la gran tienda virtual y que difícilmente vayan a cambiar de opinión de comprar sus libros a través de la red de redes porque al fin y al cabo el descuento eliminado no será superior al 5% y seguirán entregándole el libro en su casa y a la hora que quiera.

No hay duda de que hay que luchar contra Amazon, sobre todo contras las prácticas que lleva a cabo contra las editoriales, pero lo que no se puede es tratar de luchar contra ella perjudicando a los usuarios y tratando de beneficiar a unas librerías, que no dependen del gobierno en ningún caso al ser empresas privadas y que deberían de tratar de luchar contra la mayor librería digital del mundo con sus propias artes.

Estoy seguro de que el gobierno francés nunca impondría medidas de este tipo si Amazon fuera una librería del centro de París y que prácticamente copa las ventas del mercado, por mucho que protestaran todas las librerías del país. Siguiendo un poco por este camino, estoy seguro que el gobierno francés nunca impondrá medidas de este tipo a la FNAC de origen francés por muchos libros que venda perjudicando a la competencia.

Vuelve a repetir que hay que luchar contra Amazon pero con las mismas armas que lo hace gran tienda virtual y no buscando la ayuda y el amparo de un gobierno que reforma leyes que sólo y por desgracia perjudican a los usuarios y benefician a unos pocos libreros que en la mayoría de los casos no han sabido afrontar una renovación.

¿Crees que es justo que el gobierno francés actúe de esta forma contra Amazon?.


2 comentarios

  1.   MaPM dijo

    En realidad no es contra Amazon, es contra la competencia desleal y la burla de la ley.
    En Francia existe la ley del precio único del libro. Cuando Amazon ofrece por sí misma un descueno del 5%; está violando esa ley, aprovechándose de su poder, alterando el marcado y creando un monopolio.
    Y nunca, bajo ningún concepto, un monopolio podrá aventajar al comprador.

  2.   pepo dijo

    pero de que hablas..? la Ley permite un descuento del 5%, no hay ninguna violación

Escribe un comentario