Rusia vuelve a las máquinas de escribir, ¿abandonará también el ebook?

Rusia vuelve a las máquinas de escribir, ¿ abandonará también el ebook?

Aunque parezca una broma, no lo es. El Gobierno de Rusia ha tomado la decisión de volver a las máquinas de escribir y a partir de ahora usará el papel y la tinta de las máquinas de escribir eléctricas para realizar su papeleo e informes, con el fin de mejorar su privacidad. Parece ser que los jefes del Kremlin han decidido que lo más seguro pasa por lo antiguo y por ello han vuelto a los antiguos sistemas dónde había un mecanógrafo con una máquina de escribir en concreto que dejaba una marca de agua en forma de tinta y que podía usarse  a la hora de haber una fuga de información, saber quien lo estaba realizando.

Esta pasión por la seguridad no es exclusiva en Rusia, junto a la moda de las máquinas de escribir han aparecido smartphones superseguros propios del Agente 86, pero ¿Afectará de igual manera al mundo de los ebooks? ¿ será esta pasión por la seguridad llevada al mundo del ebook y será prohibido en pos de los libros? 

Realmente no sé las decisiones del Kremlin, aún no se han filtrado, pero creo que el temor del gobierno ruso viene más dado por ejemplos como los ebooks que por paranoias suyas, por lo que no sería de extrañar que en un tiempo el gobierno ruso nos sorprenda prohibiendo el uso de ebooks. Si bien recordáis, hasta no hace mucho, el mercado del ebook ruso era el tercero más grande a nivel mundial pero también el que tenía un mayor porcentaje de piratería, por lo que no es raro que el pueblo ruso vea lo digital como algo inseguro, fácil de falsificar.

¿Rusia será el único país que usa las máquinas de escribir para su seguridad?

Aún así, esta decisión de comprar 180 máquinas de escribir eléctricas para solventar los posibles agujeros de seguridad es más democrática que las usadas en otros países, aunque suene raro. En otros países como los Países Bajos, se quiere solventar el problema de la copia fraudulenta del ebook mediante el registro del usuario y dueño de ebook, es decir, que a la hora de comprar un ebook tendrás que registrarte para formar parte de un censo relacionado con el ebook. Algo característico de los gobiernos más autoritarios y dictatoriales, pero que parece que es la única medida encontrada para frenar la fuga de seguridad.

Ante todas estas medidas de seguridad no será extraño que encontremos más noticias sobre las máquinas de escribir y quien sabe, igual hasta encontremos algún método de seguridad valido también para los ebooks  ¿Vosotros que creéis? ¿Qué pensáis de la vuelta a las máquinas de escribir? ¿Volveríais a usarlo si tuvierais con ello más seguridad? ¿creéis que se habilitará la prohibición de los ebooks en Rusia?


Un comentario

  1.   l0ck0 dijo

    teniendo en cuenta el gusto de amazon por entrar en los kindle a controlar lo que lee el personal pues no me extrañaria

Escribe un comentario