Quiero comprarme un lector electrónico: ¿cuál elijo?

Librista

Cuando hace años decidí comprarme mi primer lector electrónico me pase meses mirando páginas web, comparando modelos, preguntando en foros, consultando con las pocas personas de mi entorno que tenía uno, hasta dar con el que más me satisfizo y todo eso con un número relativamente pequeño para elegir.

Hoy, cuando casi cada librería o editorial importantes tienen su propio lector, más los lectores genéricos, más tablets, más… cuando alguien se acerca a mí y me dice aquello de: “Tú que entiendes de esto, ¿qué lector me recomiendas?”, empiezo a temblar, me entran sudores fríos y deseo huir a las antípodas.

Depende de quién haga la pregunta, muchas veces acabo simplemente contestándoles: “Entra en la web de Amazon y elige un Kindle”. Y no lo hago porque esos lectores me gusten especialmente, sino porque no merece la pena romperme la cabeza aconsejando a esa persona. Podríamos recomendarle el mejor lector existente sobre la superficie de la Tierra y meses después te seguirían echando en cara que no es lo que querían (aparte de convertirte en servicio técnico gratuito).

Sin embargo, en otras ocasiones sí que merece la pena molestarse un poco en buscar cuáles son los posibles lectores que cubran las necesidades de esos nuevos usuarios de lectores electrónicos, todo sea por atraer a más adeptos. Pero ahora, en lugar de intentar adivinar qué necesitan para recomendarles lo que me parecía más adecuado, les toca a ellos molestarse en elegir y para ello existen herramientas de comparación, como Librista o TechCrunch, que resultan bastante apañadas.

Ambas web nos permiten elegir entre buena parte de los lectores más populares, comparando sus prestaciones, para decidir el que más se ajusta a nuestras necesidades. Obviamente no están todos y si queremos algún lector con características especiales (por ejemplo una pantalla de más de 6″) la comparativa se reduce a un par de modelos, pero para una primera aproximación son más que aconsejables.

TechCrunch

La web de Librista está orientada al mercado español, como pone de manifiesto a presencia de los lectores de Casa del Libro, Wolder o BQ, mientras que en TechCrunch podemos encontrar otros modelos de Kobo o B&N, más populares en otros mercados.

Obviamente, el uso de los comparadores no nos libra de tener que buscar comparativas entre el Kindle Paperwhite y el Nook Simple Touch, o entre el Paperwhite y el PRS-T2, pero al menos nos permitirán hacer una criba inicial y delimitar bastante los lectores entre los que queremos decidirnos finalmente.

A partir de ahora ya no hay excusa para no plantearse alternativas a la hora de buscar el lector adecuado. Con herramientas como éstas podemos comparar fácilmente los que más nos convenzan sin tener que pasarnos meses buscando información.

Pero, ¿qué es lo que tengo que mirar? Pues sencillo:

  • Que el tamaño de pantalla sea el que necesitas. Para novelas y libros de ficción con 5-6″ es suficiente la mayoría de las veces, pero para textos técnicos, con imágenes o con fórmulas mejor algo más grande.
  • Que la calidad de la pantalla sea la que necesitas. Por ahorrarte unos euros puedes elegir una pantalla de menor calidad y es algo que no merece la pena.
  • Que los formatos que maneja sean suficientes. Yo prefiero que un lector electrónico lea múltiples formatos en lugar de limitarse a 2 ó 3.
  • Que la duración de la batería sea adecuada. La mayoría de las baterías tienen una duración de un mes con una media de lectura de 30 minutos diarios.
  • Que tenga la posibilidad de utilizar tarjetas de memoria es muy interesante, aunque no imprescindible.

La conectividad Wifi o 3G, la pantalla táctil o la reproducción de archivos de audio pueden ser puntos interesantes, pero no imprescindibles.

Ahora tienes los datos y las herramientas básicos para elegir tu nuevo y flamante lector. ¿Te animas?

Más información – Kindle Paperwhite vs Nook Simple Touch Glowlight, duelo en la luz

Fuentes – Librista, TechCrunch


Escribe un comentario