¿Quién tiene la culpa de que cada vez leamos menos?

Edición de libros en España

Con cada nuevo estudio o encuesta que ve la luz pública conocemos que cada vez leemos menos, haciéndose mayor este descenso de las horas dedicadas a la lectura ya sea en formato digital o en el tradicional formato papel, en los adolescentes. Las razones son muchas y algunas parecen muy claras por lo que mediante este artículo vamos a tratar de analizar de forma detalle; ¿quién tiene la culpa de que cada vez leamos menos?.

Hace no demasiados años leer era una de las formas más tractivas de entretenerse, culturizarse o disfrutar tanto para adultos como adolescentes, pero los tiempos cambian y sobre todo los adolescentes han encontrado otras formas de divertirse como pueden ser las videoconsolas, el mundo de la red de redes o incluso los dispositivos móviles y sus cientos de aplicaciones disponibles.

La mayoría de las personas adultas sigue dedicando prácticamente el mismo tiempo a la lectura aunque algunas de ellas se han visto devorados por las posibilidades que ofrece Internet y se pasan horas y horas delante de la pantalla del ordenador o con su tablet yendo de un sitio web a otro sin recordar que el libro que compraron hace ya casi un año sigue sobre la mesita sin empezar.

El caso más preocupante radica en la juventud para los cuales leer un libro está entre las últimas prioridades y prefieren antes usar su smartphone, jugar a la videoconsola o navegar por la red de redes. A pesar de lo maravilloso de la lectura esta no engancha y la tecnología está siendo la principal culpable de que cada vez sea lea menos. A buen seguro muchos de esos adolescentes que no leen ni un solo libro al año pero si nos visitan con regularidad me dirán que ya leen los periódicos, el WhatsApp o el Facebook pero por mucho que os empeñéis eso no es lo mismo que leer un libro.

La respuesta a la pregunta que da título a este artículo ya la tenemos, las consecuencias de que cada vez sea lea menos son ciertamente muy graves y sólo hace falta echar un vistazo a nuestra sociedad llena de jóvenes que no saben construir frases con cierto sentido, cometen cientos de faltas de ortografía, su imaginación llega a donde llega su mano y el único libro que conocen es el de Belén Esteban y ese de recetas que su madre sigue al pie de la letra para cocinar.

Leer es fundamental para divertirse y disfrutar pero también para otros cientos de cosas que se están dejando muy de lado.


Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

10 comentarios

  1.   Atrus dijo

    Yo hay algo que tengo muy claro respecto a esto, ademas desde la experiencia propia. Si se quiere fomentar la lectura hay que empezar desde la escuela. Y precisamente ese es el problema, en la escuela, en la mayoria de los casos nos obligan a leer a los “clasicos” porque si. Que sí que yo entiendo que haya que saber quienes son y lo que supusieron en la historia literaria, pero eso no implica que tengas que leerlos, y a dia de hoy y en mi epoca tambien, para niños de 12-16 años esos libros son un toston de aupa. Yo me pase años con urticaria nada mas pensaba en leer algo debido a ello. Como dices al final del articulo, leer tiene que ser divertido, y leer esos libros NO LO ES.

    Yo afortunadamente recuperé mi pasion por la lectura pero claro yo ya la tenia de antes que un profesor nos obligase a leer esos “clasicos” durante años. Estando en 6º EGB una profesora hizo lo que creo yo que debe hacerse y que para mi supuso despertar mi pasion por leer. Nos dijo a los alumnos, “traeros un libro que os halla gustado mucho para hacer entre todos una biblioteca en clase y que el resto de compañeros puedan leer esos libros que tanto os han gustado a vosotros”. Esa es la forma correcta de hacerlo

  2.   Jesús Jiménez dijo

    No nos rasguemos tanto las vestiduras en plan abuelo cebolleta, que leer, leer, siempre se ha leído poco. Como comenta Atrus más arriba, lo que hay que hacer es adaptar las lecturas a la edad/nivel de cada cual, y sobre todo no inculcar tanto, y predicar más con el ejemplo. Los hijos quieren hacer lo que ven que sus padres hacen, y lo que no puede ser es pretender que mis niños lean mucho mientras yo estoy todo el día entre el fútbol y el Sálvame.

  3.   mikij1 dijo

    Totalmente de acuerdo con el comentario de Atrus. Obligar a los niños a leer los “clásicos” es un error. Así no se fomenta la lectura. Esos libros suelen ser un auténtico rollo (independientemente de que estén considerados obras maestras). Se debería pedir a los chicos que lean lo que quieran, libros como los de Julio Verne por ejemplo… con el tiempo ya leerán los “clásicos” si quieren pero antes hay que engancharlos a la lectura y eso se consigue mejor con un “20.000 leguas de viaje submarino” que con un “El Quijote”.

  4.   LuisBHerrero dijo

    Este artículo no dice nada. El propio título se contradice con su contenido. Puede que se lea cada vez menos literatura, me gustaría saber la fuente de esa aseveración, pero cada vez se lee más. Aprovecho para recordar que Julio Verne no escribió literatura.

    1.    mikij1 dijo

      ¿Qué Verne no escribió literatura? ¿las novelas no se consideran “literatura”? ¿qué es literatura para ti? ilústranos please.

  5.   LuisBHerrero dijo

    http://aulapoematica.blogspot.com/2011/08/metapoesia-cuando-el-poema-habla-de-si_11.html?m=1
    Las novelas son literatura: Kafka, Camus, Unamuno, no Verne. La literatura es arte con palabras. Verne entretiene con palabras.

  6.   miguelgaton dijo

    Hola,

    En mi caso y los casos de gente que veo a mi alrededor, tengo que decir que ahora se lee más que antes pero no el mismo tipo de contenidos. Antes la lectura era de libros y similares mientras que ahora dedicamos mucho tiempo a leer pero otro tipo de contenidos (webs, emails, manuales, etc).

    Esto tiene la parte positiva de mejorar nuestra capacidad de lectura pero perdemos la parte didáctica en la mayoría de los casos (leer el facebook o un email no ayuda mucho en general a mejorar nuestra cultura).

    En lo que si estoy de acuerdo es en que la lectura tiene que ser divertida y sino es imposible enganchar a los jóvenes. Si no te gusta la historia o una novela no es positivo que te lo autoimpongas como un castigo, ya que existen miles de lecturas que seguro que te van a apasionar.

    saludos,

  7.   anavarro dijo

    Estoy de acuerdo con Miguel, se lee mucho, pero no literatura. Por ejemplo mi caso es exactamente ese, yo puedo hacer perfectamente varios años que no me leo un libro, pero todos los días leo decenas de noticias, posts y demás textos tanto en la red como en el propio móvil.

    Ahora la cuestión es, ¿se trata de hacer que nuestros hijos lean, o intentar que lean literatura si o si?

  8.   aert dijo

    Completamente de acuerdo con Atrus. Leer de joven a clásicos contemporáneos, tanto escritores sudamericanos como de aquí, fue una autentica tortura.
    “La hoja roja de delibes” la intenté leer como cinco veces (tenía que hacer un comentario de texto), pero fue imposible. Con 14 años fue el libro más soporífero que me he encontrado nunca. Por supuesto no dudo que Delibes sea un buen escritor, pero a mí me quitaron las ganas de leer nada de él.
    Opino en cambio, que habría sido más adecuado leer “El maravilloso viaje de Nils Holgersson” de Selma Lagerlöf, o cualquier novela de Julio Verne, por qué no? La buena literatura no tiene por que ser aburrida.

  9.   Juan dijo

    ¿Dices que la falta de lectura es culpa de la tecnología y tú lees en una pantalla?

    Eres GILIPOLLAS

Escribe un comentario