¿Por qué lo llaman lector cuando quieren decir tablet?

Kindle Fire

El otro día mantenía con una amiga una conversación que empieza a convertirse en recurrente: ¿qué es una tablet y qué es un lector electrónico? La “discusión” siempre surge por lo mismo: ella dice que tiene un lector electrónico cuando en realidad tiene una Kindle Fire (que es una tablet), entonces yo le llevo la contraria, ella vuelve a afirmar que tiene un lector y no nos ponemos de acuerdo (pero de buen rollo, ¿eh?).

Pero, ¿por qué una tablet no es un lector electrónico aunque mucha gente lo considere así? Dejando de lado la tecnología de pantalla que usan y la opinión que cada uno pueda tener sobre lo mucho o lo poco que cansan los ojos las pantallas retroiluminadas del tipo que sean, un lector y una tablet no son lo mismo porque no están pensados para lo mismo y, por tanto, no realizan las mismas funciones con la misma efectividad.

El lector electrónico está pensado básicamente para leer, para simular la experiencia de lectura en el libro de papel. Podemos sentarnos una tarde de verano al sol con nuestro libro favorito sin que los reflejos nos cieguen y sin perder contraste.

Tendremos lectores electrónicos económicos y muy simples para hacer solamente eso: leer. Tendremos otros más completos que tengan funciones que complementen la lectura: uso de diccionarios, anotaciones, TTS, etc. Pero casi todo gira en torno a la lectura. Si el lector electrónico hace esto mal, nos hemos comprado un bonito pisapapeles. Dispositivo TrekStor

Sin embargo, una tablet está pensada para hacer casi lo mismo que hacen algunos ordenadores y leer no es la prioridad, aunque se pueda hacer perfectamente y muchas personas se la compren pensando en leer. Tiene funciones para leer nuestro correo, ver una película, reproducir música, navegar por internet y cualquier otra aplicación que haya disponible, que la tablet admita y que decidamos instalar; una de ellas puede ser la aplicación para leer, que seguro que está optimizada (o no) y funcionará perfectamente, pero que no simula la experiencia de leer en un libro de papel.

Con esto no quiero decir que un lector electrónico no se pueda usar para algo que no sea leer o que una tablet no se pueda usar para leer, simplemente me parece que el resultado no será el mismo que en un dispositivo creado específicamente para un cometido concreto. Claro que opino lo mismo del hecho de no llevar una cámara de fotos decente cuando vas de viaje porque ya llevas el móvil… Te saca de un apuro, pero no es lo mismo.

Es probable que mi opinión fuese diferente si Pixel Qi, Liquavista o Qualcomm (Mirasol) hubiesen desarrollado sus tecnologías de tinta electrónica en color de forma satisfactoria, llegando al consumidor a precios asequibles y con una calidad aceptable. En este blog hemos visto intentos como el Hanvon WISEreader C920 que se han quedado en eso, en intentos.

Tal vez en este caso tendríamos ahora un dispositivo que combinase funciones avanzadas propias de un PC/tablet y, a la vez, tuviese una aplicación de lectura tan depurada como la de un lector electrónico. Pero, por desgracia, no ha sido así y la tinta electrónica en color no se ha generalizado de forma que consiguiesen abaratar los costes y, por qué no, logrando la producción de esa tablet perfectamente operativa con pantalla de tinta electrónica. Creo que esto podría tener casi todas las ventajas de una tablet y casi todas las ventajas de un lector, pero entonces me encontraría con el problema de cómo llamar al dispositivo.

Finalmente, y antes de que nadie me salte al cuello en los comentarios, quiero insistir en que no estoy valorando si un dispositivo es mejor o peor que otro para leer (aunque tenga mi opinión al respecto, claro), simplemente intento poner de manifiesto que un lector y una tablet no son lo mismo (porque hay personas que no lo tienen claro, parece).

Más información – Hanvon WISEreader C920: 9,7″ y color. Todo un sueño, Kindle Fire

Imágenes – Amazon, TrekStor


14 comentarios

  1.   Asco de Disqus dijo

    Este artículo hubiese venido bien hace 4 años, cuando la gente aún no conocía la terminología. Hoy en día, sinceramente, si confunden tablet con lector, es que viven en las cavernas.

    1.    Irene Benavides dijo

      Pues no te quieras imaginar la de gente que debe de vivir en las cavernas todavía…

      1.    Asco de Disqus dijo

        Lo curioso es que no me sorprende.

        1.    Irene Benavides dijo

          Hay mucha gente que no entiende por qué tengo los lectores que tengo pudiendo tener una tablet por menos dinero. Total, para ellos es lo mismo.

      2.    Manolo dijo

        Cierto. Cantidad de gente sigue comprando tablets para leer.
        Y no tengo nada contra los tablets: para internet, vídeo, fotografías, juegos … pero lo que es para leer donde esté la tinta electrónica-
        Por eso no concibo que algunos fabricantes llamen ereaders a dispositivos TFT.

  2. Aun hoy en dia hay mucha gente que viendo mi kindle me dice que con lo geek que soy que hago con una tablet tan cutre. El ereader lo defino con una sola frase, tinta electronica.

    1.    Irene Benavides dijo

      Exacto. Algo del estilo de “Vaya mierda de tablet, que ni es en color ni nada”.

      Y se te queda cara de “¿Me lo estará diciendo en serio?”.

  3. En esta misma web se ha publicado el artículo “ARCHOS 90: un interesante e-Reader de 9 pulgadas” y a mi me parece más una tablet cutre que un ereader (pantalla LCD, reproduce vídeo HD). Si en una web dedicada a los ereader ya hay confusión, no me extraña que la gente “de la calle” se haga un lío.

    1.    Villamandos dijo

      Yo soy el autor de ese artículo del que hablas y nosotros ni nos confundimos ni llevamos a la confusión, el ARCHOS 90 está catalogado como eReader por la empresa desarrollador y admitido por todo el mundo como tal así que poco más hay que decir.

      Lo que puedas pensar tu, yo o cualquier otro sobre si es un eReader o una tablet queda ya fuera de lugar…

      Un saludo!

      1.    David Rovira Nebot dijo

        Te pido disculpas Villamandos, pensaba que los comentarios del hilo “Por qué lo llaman lector cuando quieren decir tablet?” eran el lugar indicado para expresar mi opinión.

        Pero si tú dices que mi opinión está fuera de lugar, y tanto tú como la empresa desarrolladora como “todo el mundo” piensan que el Archos90 es un ereader, no me queda más remedio que aceptar pulpo como animal de compañía.

        1.    Villamandos dijo

          Yo no he dicho que este fuera de lugar ni mucho menos, cada uno es libre de opinar lo que queramos, pero nosotros no podemos decir que el ARCHOS 90 es una tablet cuando la empresa creadora y el mercado en general lo han catalogado como eReader. Tendría poco sentido.

          Que luego tu puedas o quieras tener una opinión diferente allá tu o cada cual.

          Un saludo!

          1.    Asco de Disqus dijo

            Villamandos, a mí, igual que a David, que hablo por él sin permiso, pero seguro que me dará la razón, nos importan 3 pepinos que la empresa, las revistas especializadas y el papa vengan y digan que el Archos es un reader. Pantalla TFT nunca es un reader, se pongan como se pongan. Es una excusa para justificar un aparato con poca potencia de procesamiento.
            En un medio como éste se deberían corregir ese tipo de cosas y llamar a las cosas por su nombre, aunque le pese al creador.
            Por otra parte, a mí, que no me engañan estos, me hace desconfiar del aparato y de la marca, que ni siquiera sabe lo que está haciendo. Esto me hace perder todo el interés en el aparato, en la marca, y en el artículo que estoy leyendo.


          2.    Manolo dijo

            Yo pienso como tú y como David


  4.   Maria Blanco dijo

    Estoy totalmente de acuerdo. Éstas navidades tuve que morderme la lengua con una señora que le regalaba una tablet a su sobrina para que leyera libros electrónicos. Y yo, explicándole lo de la tinta electrónica y que no es lo mismo una tablet que un lector. Pues nada, otra posible ciega en el mundo….

Escribe un comentario