Los políticos españoles salen en defensa de las librerías

Los políticos españoles salen en defensa de las librerías

La semana pasada la Comisión de Cultura del Congreso de Diputados aprobó la decisión de elaborar y actuar en un plan de defensa de las librerías y de los libreros, en atención a su “delicada” situación. La propuesta de tal decisión fue realizada por la Izquierda Plural y contiene varias acciones a realizar para favorecer y prevalecer las librerías en nuestra sociedad. Según el representante de Izquierda Plural, las librerías son un componente esencial de nuestra sociedad y de nuestra cultura, hasta tal punto que ya no son simples comercios a los que ayudar, sino elementos que han de mantenerse. Por ello los políticos españoles se han unido para defender las librerías en España.

Entre las peticiones de Chesús Yuste, representante de Izquierda Plural, se encuentran la creación de un sello de calidad para las librerías, que éstas recuperen al papel del pasado y que se cree una nueva Ley del Libro que luche contra la competencia desleal que está acentuándose tras la crisis en España. Estas medidas han sido ampliamente apoyadas por el resto de los miembros de la Comisión. Las que no han sido tan apoyadas son las relativas al dinero, según parece. Además de las anteriores, se pidió que dentro del presupuesto de los créditos ICO se crease un capitulo relacionado para que los libreros y librerías tengan un medio económico más para subsistir. Esto último está es discusión, pero muchos no se muestran favorables a esta medida.

Según los datos aportados, las librerías han perdido entre un 40 % y un 50%  de sus ingresos además del aumento de la piratería que está hundiendo e incluso obligando a cerrar a algunas librerías.

¿Qué se deriva de todo esto sobre las librerías?

Pero lo más interesante no es la noticia de esta iniciativa sino lo que podemos pensar o lo que está pasando en el trasfondo de todo esto. Por un lado, esta preocupación de los políticos es más parecida a “hacerse la foto” que a una noticia real. No existe un fecha concreta ni unas medidas concretas para realizar el sello, combatir la competencia desleal, etc..
Además los datos aportados me parecen vagos y que faltan a la verdad. La piratería hace un daño increíble, cierto es, pero también es cierto que la mejor arma para luchar contra la piratería es a base de ofrecer precios competentes y dar libertad al usuario. Actualmente, las librerías tienen que pagar una serie de impuestos y cánones solo por dedicarse a vender, algo que lo imponen los mismos políticos que quieren preservar las librerías ¿ y digo yo? ¿En vez de “hacerse la foto” por qué no hablan de los cánones por copia vendida, de la creación de un único impuesto por establecer una librería o de ayudas de conocimiento para desarrollar una librería en La Red?
Creo que el apoyo a las librerías y la lucha contra la piratería se están convirtiendo en un tema muy recursivo e inútil y no porque no se lo merezcan, al contrario, sino porque todo el mundo habla de ayudarlas y nadie las ayuda realmente ¿no creéis?


Un comentario

  1.   diego dijo

    Está mezclando lo que supone la iniciativa política de la oposición, Chunta Aragonesista, Chesús Yuste, en este caso, de la labor del Gobierno. Se realiza propuesta en la comisión cultura y se consigue aprobar un texto para que el Gobierno actúe. Así que mezclar a todos en la misma foto es injusto porque unos han sido los que han llevado el tema al Congreso para que todos opinen y con ese acuerdo comprometer al gobierno a que actúe en consecuencia. Es poco? seguramente, pero ¿conoce alguien alguna iniciativa similar aprobada en el congreso? Marcará un punto de referencia para exigir al Gobierno que actúe y a la oposición para ir reclamando ese acuerdo y nuevas propuestas que se hagan

Escribe un comentario