¿Podrán los autores quitar sus obras de los servicios streaming como ha hecho Taylor Swift?

Taylor Swift

Si estáis atentos a las noticias de la blogosfera os habréis enterado ya de que Taylor Swift, una de las cantantes más populares a nivel mundial actualmente, ha decidido retirar su álbum del famoso servicio Spotify. Aunque todo el mundo se ha sorprendido y/o escandalizado por este hecho, la verdad es que ya ha sido retirado de Spotify.

Todo esto me ha hecho pensar y dar vueltas acerca de la posibilidad de que algún autor o alguna gran editorial hiciese lo mismo con los servicios actuales de lectura vía streaming, es decir, que algún escritor o editorial retirase su obra de un Kindle Unlimited o de Oyster porque sí ¿realmente sería tan fácil como le ha ocurrido a Taylor Swift o no?

Muchos de vosotros me diréis en este momento que ya Hachette lo ha intentado y ahí está. La verdad es que no es del todo cierto ya que Hachette, aunque se queja sigue vendiendo ebooks y libros a través de Amazon, en menor cantidad y con peores condiciones pero sigue vendiendo.

Taylor Swift no ha tenido problemas, ¿los tendrá Dan Brown?

Hoy mismo,  dándole vueltas al tema decidí mirar las webs de los principales servicios de lectura vía streaming por si decían algo sobre el contrato con el autor o editorial. Visité Nubico, 24 Symbols, Oyster, Scribd, Readfy y Kindle Unlimited. Parece ser que el tema de los pactos con los autores y editoriales es algo tabú ya que nadie lo mencionaba y si se mencionaba, como el caso de 24 Symbols era una vaga referencia, como que darán al editor o escritor un 40/50 % sobre el PVP de lo pactado.

Viendo esta parca información temo acerca de las condiciones reales de los servicios, no porque considere que son malos, que no los considero, sino por el sencillo hecho de que en un caso parecido al de Taylor Swift, tanto el escritor/editor como tambien la propia empresa sea vean envueltos en una maraña de burocracia que tenga en un limbo a la obra, perjudicando así a todos.

Aún así bien es cierto que como no se dice nada, sólo podemos presuponer y aún no hay nadie que haya intentado marcharse de un servicio como Kindle Unlimited, pero si alguien quiere hacerlo ¿tendrá algún problema legal?¿Sería Amazon tan duro en estos casos como lo es con sus competidores? El contrato con una empresa de estos servicios ¿será el mismo contrato que el de Fausto o no? ¿ qué pensáis sobre ello?


Escribe un comentario