Los rostros de la televisión se convierten en escritores de éxito

Escritores

Desde hace mucho tiempo cada fin de semana acudo al quiosco a comprar varios periódicos en formato papel, porque si, todavía algunos seguimos leyendo los periódicos de toda la vida y para sorpresa de mi padre con el que he pasado este fin de semana me compro el ABC para leer su sección de deportes y de cultura que pueden que sean sus dos mejores secciones y que ganan por goleada a la de otros periódicos similares.

Precisamente en la sección de cultura me llamó muy mucho la atención un artículo titulado “La fiebre escritora de los presentadores de televisión” y que viene a relatar la situación actual del mercado literario, en el que grandes plumas ven como sus libros no se venden y tiene que por ejemplo acudir a programas televisivos de todo tipo para buscarse la vida, mientras que rostros conocidos de la televisión venden cientos de libros cada día.

Los que leéis mis artículos de opinión con los que os suelo aburrir cada cierto tiempo sabréis de mi desacuerdo con estos oportunistas rostros televisivos que sacan al mercado su libro al mercado, en la mayoría de ocasiones con una calidad ínfima, y con los que sólo buscan lucrarse queriendo ser algo que no son.

Mónica Carrillo, Marta Fernández, Sandra Barneda, Máxim Huerta o Christian Gálvez son algunos casos de conocidos rostros televisivos que han publicado sus libros en los últimos tiempos, la mayoría con grandes ventas y algunos con bastante calidad que incluso han merecido diversos premios y reconocimientos.

Las editoriales se rifan a estos personajes porque en la mayoría de los casos tienen las ventas aseguradas gracias a la legión de seguidores que suelen tener estos rostros televisivos y que a menudo no tiene un escritor consagrado o sin consagrar.

En una opinión personal, como casi pondríamos decir que es todo este artículo, no me disgusta la posibilidad de poder disfrutar de los libros de algunos rostros televisivos siempre y cuando tengan una calidad mínima y no se busque con ellos sólo un negocio. Poniendo un caso concreto me encanta la idea de poder leer las historias de Máxim Huerta o Christian Gálvez, pero me repugna la idea de ver el libro de Belén Esteban en las librerías de toda España y que haya conseguido vender muchas más copias que varias decenas de escritores de renombre juntos.

Para cerrar este artículo quiero hacer una crítica más y es para todos aquellos rostros televisivos que pasean su libro a diario y hacen pequeños comentarios de él en sus programas de televisión teniendo una clara ventaja, además de la que ya tenían, frente a los escritores que no tienen la posibilidad de salir en la televisión a diario y para los que no se tiene un hueco en los periódicos, radios o televisiones.

Cualquier puede ya publicar un libro, pero hay diferentes formas de publicarlo y con diferentes objetivos. Por favor, queridos rostros de la televisión, publiquen libros, pero no abusen de su posición quitando el hueco comercial a verdaderos escritores.


Categorías

eBooks

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Escribe un comentario