Los derechos de autor llegan a las bibliotecas, para hacerles aún más daño

Biblioteca

Las bibliotecas no está viviendo sus mejores tiempos y es que cada vez cuentan con menos usuarios por diversas causas entre las que se encuentra el cada vez mayor avance de la lectura digital o la crisis en la que llevamos inmersos desde hace demasiado tiempo. Ahora han recibido además una nueva mala noticia y es que ha sido recogido en un Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la llegada de los derechos de autor para los libros que prestan a diario.

Esta nueva medida por la que todas las bibliotecas de localidades con una población mayor a 5.000 habitantes, así como museos, archivos, hemerotecasfonotecas o filmotecas de titularidad pública de entidades con carácter cultural deberán pagar los llamados derechos de autor por el préstamo de libros.

Esta nueva normativa se trata de la transposición de una directiva europea aprobada en el año 2006 y que ahora llega a España, aunque no entrará en vigor hasta el próximo año 2016.

A partir de esa fecha todas las bibliotecas afectadas deberán de hacer dos pagos diferentes. El primero de ellos hará referencia al número de obras que se encuentren sujetos a los derechos de autor y que estén disponibles para el préstamo. El número de libros de este tipo prestados se deberá de multiplicar por 0,004 euros para conocer la cantidad a pagar. Por otro lado las bibliotecas deberán de pagar cinco céntimos por cada usuario registrado en la biblioteca.

Esta nueva normativa para las bibliotecas no nos afectará de forma directa en los que somos usuarios de estos servicios, pero sí que a buen seguro lo notaremos en un futuro no demasiado lejano ya que al tener que hacer frente a nuevos pagos veremos cómo se recortan las partidas destinadas a la compra de libros, revistas u otro tipo de material que se puede encontrar en las bibliotecas de casi cualquier ciudad.

¿Crees que entre todos estamos y están acabando con las bibliotecas tal y como las conocemos hoy en día?.

Más información – Real Decreto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE)


Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   zambomba dijo

    Y si ponemos kindle unlimited en las bibliotecas :P.

  2. Lo de Kindle Unlimited no es tan mala idea pero, en buena onda: ¡¡¡¿qué coño les pasa?!!! ¿en qué demonios están pensando de ese lado del charco? tal vez en latinoamérica estamos en pañales en lo que a bibliotecas públicas refiere (particularmente México) pero si ese es el futuro pues mejor nos quedamos en pañales, donde la poquisima gente que visita su biblioteca pública puede leer y llevarse lo que guste sin que alguien pague esos supuestos derechos de autor… y la pregunta es: ¿a donde llegará ese dinero? a los autores… lo dudo.
    Solo espero que no quieran aplicar algo así por estos lares, porque si no, ya valimos, de verdad, no habría bibliotecas públicas, solo algunas cuantas especializadas y universitarias.

  3.   Jesús dijo

    Quizá es que el modelo de bibliotecas está un pelín obsoleto. Tradicionalmente, la función de las bibliotecas ha sido poner la cultura al alcance de la gente, pero hoy día basta una búsqueda en Google y tres clics para tener acceso a prácticamente cualquier libro. Y encima, después de esta reforma, hacerlo por internet es gratis (derecho de copia privada), mientras que hacerlo en la biblioteca nos va a costar dinero.

  4.   Raquel dijo

    No estoy de acuerdo en que sea un modelo obsoleto. La mayoría de las bibliotecas están reconvirtiéndose en centros culturales y puertas de entrada a la cultura para mucha gente que todavía hoy en día tiene el acceso a la tecnología limitado, sea por motivos económicos o por falta de conocimientos tecnológicos. Y además existe un trabajo de recopilación y catalogación de las obras que no todos somos capaces de hacer de forma individual. Por no hablar de los efectos positivos que ofrecen con espacios para el intercambio entre estudiantes, socialización… Creo que precisamente lo que habría que hacer es seguir invirtiendo en este modelo para permitir adaptar cada vez más sus espacios y tecnologías a cada momento y no poner trabas a las funciones sociales que cumplen.

Escribe un comentario