Libros a la calle celebra su XVII edición

Libros a la calle celebra su XVII edición

Cómo todos los años, el Ayuntamiento de Madrid y la Asociación de Editores de Madrid han puesto en marcha una nueva edición de su programa Libros a la calle, una iniciativa que consiste en publicar por la calle diversos fragmentos de obras recientes  con el fin de dar publicidad a estos libros y difundir así títulos que de otra manera serían absorbidos por la masa de publicaciones que existe. Los carteles de Libros a la calle contarán este año con tres elementos: el primer elemento es el propio fragmento de la obra junto al autor u obra a la que pertenece. El segundo elemento es la imagen, todo cartel tendrá una lamina acorde con la el texto, la obra y el autor que reflejan. Y el tercer elemento será una frase inspiradora para fomentar la lectura como “leer es viajar” o similares, en total habrá diez frases distintas repartidas entre todos los carteles que se van a realizar.

Libros a la calle trae novedades este año

Este año no será una edición más del programa Libros a la calle sino que habrá importantes cambios, el primero de ellos consiste en la incorporación de estos carteles a los medios audiovisuales de los intercambiadores, unos medios que tienen una audiencia de 450.000 personas al día con lo que la edición de este año cobrará más importancia aún. Además se ha creado una exposición con los mejores carteles así como con carteles de otras ediciones y están siendo expuestos en los intercambiadores, una exposición itinerante que viajará a lo largo del próximo año por los intercambiadores de Madrid. Así el programa de Libros a la calle pasa de ser un evento anual a un programa anual que funciona durante todo el año.

Organizadores del evento

Los organizadores de Libros a la calle son el Ayuntamiento de Madrid y la Asociación de Editores de Madrid, pero existen otras organizaciones que no han dejado de querer participar y ayudar en su puesta en marcha. Una de estas organizaciones es CEDRO, el Centro Español de Derechos Reprográficos no ha dejado de lado este evento y ha participado en su organización, cómo así lo ha manifestado en la inauguración de la exposición su presidente, pero también ha habido editoriales que han participado directa o indirectamente, no en vano Libros a la calle les está favoreciendo considerablemente.

Opinión

Hablar de Libros a la calle o de otros programas de animación a la lectura me parece una perdida de tiempo, no el programa en sí, sino el dudar de su valor. Los programas de animación a la lectura me parecen casi imprescindibles en la actualidad y creo que debían de fomentarse más activamente. Libros a la calle no sólo es una actividad de animación a la lectura sino que conjuga también esta función con la ayuda laboral, ayuda a los escritores, a las editoriales y a las librerías. Tal vez en mi más sincera opinión, yo hubiera cambiado la exposición por la creación de un departamento que ayudase a los escritores o a las jóvenes editoriales a promocionarse más aún sin tener que llegar al spam que hacen algunos. Pero es una opinión, puede también hacerse si tener que vincularse al programa de Libros a la calle, ¿no creéis?

Más Información – La BiblioPiscina, la última manera de fomentar la lectura, Mail Books For Good, una gran idea para promover la lectura,

Fuente e Imagen – Web oficial del programa Libros a la calle

 


Escribe un comentario