Lectura rápida y comida lenta ¿en el McDonalds?

Lectura rápida y comida lenta ¿en el McDonalds?

Que os hable de valores de la sociedad o de ideas originales de marketing no os va a sorprender, pero aún así siempre hay algo que sorprenda. Recientemente, una de las empresas de comida rápida más popular de España y del Mundo, McDonalds, ha lanzado una campaña en la cual regala ebooks interactivos para los más pequeños. Estos ebooks estarán disponibles para tablets y smartphones. El único requisito que se pide es registrarse en su página web infantil y ahí no sólo nos darán acceso a la web de descarga sino que también podremos descargar los títulos que van subiendo.

Tal producto de marketing es resultado de la alianza de McDonalds con DK en Español, una editorial un poco peculiar que ofrecerá los ebooks de forma exclusiva para McDonalds. Por el momento hay tres ebooks interactivos y según las informaciones de la propia cadena de restaurantes, habrá más títulos interactivos. Lo títulos son ” Las principales ciudades del Mundo“, “El mundo animal” y “Las aventuras de los Pitufos“. Por el momento McDonalds no ha especificado si el resto de los futuros títulos estará producido por DK o trabajarán con varias editoriales.

McDonalds propone nuevos lugares de lectura

Personalmente, a esta iniciativa la veo dos problemas. El primero de ellos radica en la propia estructura de la campaña, dónde según te introduces en la web, la descarga de ebooks se hace en la zona de adultos, por lo que los niños no tienen acceso directo a los ebooks sino es mediante la elección de los padres. Lo considero un problema, porque a mi como a muchos de vosotros, me parece que la elección personal de lo que se va a leer es importante. El segundo problema que veo es la inconsistencia de la empresa, me explico. McDonalds no se caracteriza por llevar campañas sólidas ni duraderas, por lo que  realmente no auguro más de 6 títulos editoriales a lo sumo a esta campaña, tras lo cual creo que desaparecerá. Y todo esto no lo comento por tener odio a esta cadena de restaurantes sino por ser realista. Personalmente me parece muy positiva la idea así como muy buena. Cada vez estamos estamos más arraigados a las lecturas clásicas, desechando los nuevos formatos y los nuevos títulos. Muchos tienen la creencia de que si no lees en papel no estás leyendo un libro, lo considero un tópico muy erróneo que en el mundo real suele ser lo contrario. Creo que el poder leer mientras se está comiendo un simple cherrito o bebiendo un zumo de manzana es tremendamente novedoso y muy positivo para el niño en cuanto a hábitos. Pero como he dicho anteriormente, no creo que dure mucho. Aún así os invito a que veáis los ebooks interactivos así como que difundáis estas practicas de lectura, no en esa cadena de restaurantes sino en general.

Más Información – La BiblioPiscina, la última manera de fomentar la lectura,

Fuente  e Imagen – HappyStudio


Escribe un comentario