Las tablets confirman su desaceleración

Tablets

Hace ya unas cuantas semanas conocimos que el mercado de las tablets estaba sufriendo una desaceleración importante después de muchos años de bonanza, a lo que sumó la gran caída de ventas sufrida por el rey de este mercado, el iPad, que ve como trimestre tras trimestre sigue vendiendo cada vez menos unidades. Ahora la consultora IDC ha revelado las últimas estimaciones que ha recabado para el mercado de las tablets y las noticias no son nada buenas.

Y es que según IDC en 2014 se distribuirán un total de 233 millones de tablets en todo el mundo, lo que puede no parecer una mala noticia ya que supondrá que se venderán un 6,5% más de dispositivos, pero es que la estimación para este año estaba fijada en un 12,1% que será ya imposible de alcanzar.

Hace no demasiados años las cifras de ventas de estos dispositivos eran absolutamente impresionante y crecían cada año en unos porcentajes que en ocasiones llegaron a ser mayores del 50% respecto a los años justamente anteriores, pero no hay duda que los años de bonanza se han terminado.

¿Qué razones explican esta situación?

Las razones que explican esta situación son bastante sencillas y es que las tablets llevan ya en el mercado varios años y es un dispositivo que no suele ser necesario renovar, es decir que una vez que te compras un dispositivo de este tipo puedes utilizarlo durante años. Además parece claro que la tendencia de los usuarios se inclina por no renovar la tablet cuando sale una nueva al mercado, con lo que no se producen nuevas ventas.

Si te paras a pensar cuanto tiempo hace que tienes tu tablet, te darás cuenta de este fenómeno. Yo mismo por ejemplo tengo en mi casa un iPad 2 que podríamos decir ya peina canas, pero que no pienso cambiar por el momento, salvo que sufra algún percance, ya que cubre perfectamente mis necesidades y me da el servicio que requiero.

Por todo esto por ejemplo podemos ver en el estudio de IDC que el crecimiento de unidades distribuidas en el mundo occidental durante el 2014 es del 0%, lo que quiere decir que nadie o prácticamente ningún usuario se habrán comprado una tablet en Europa o Estados Unidos.

¿Hacia dónde se encamina el mercado de las tablets?

La desaceleración del mercado es clara y manifiesta y que todos los fabricantes de estos dispositivos necesitan sentarse en una mesa y analizar fríamente la situación. Parece claro que no se van a seguir vendiendo tablets tal y como las conocemos hoy en día por lo que es necesario que algo cambie. Mejoras en el diseño, nuevas opciones, incorporación de funciones revolucionarias o cualquier cosa que haga plantearse a un usuario cambio su tablet que funciona perfectamente por otra nueva.

El mercado de las tablets necesita conseguir algo como lo que sucede en el mercado de los dispositivos móviles donde los usuarios sienten la necesidad de cambiar de dispositivo cada cierto tiempo ante las mejoras constantes que sufren estos.

¿Crees que las tablets han puesto punto y final a su historia tal y como las conocemos hoy en día?.

Fuente – zdnet.com


Categorías

Hardware, Tablets

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

3 comentarios

  1.   mikij1 dijo

    Es que es totalmente lógico. Al principio se venden muchísimas porque nadie las tiene y una vez que casi todo el mundo tiene una es normal que se desaceleren las ventas. No veo nada ilógico ni preocupante en la noticia.
    Es ridículo cambiar la tablet X por la tablet X.2 sólo porque venga con un procesador 0,2 ghz más potente.
    La gente no está para grandes gastos… y menos si no hay mejoras sensibles.

  2.   Nacho Morató dijo

    Eso es lo lógico pero a nivel de cuentas de resultado, quieren vender, más y más, y más, y da lo mismo que el mercado ya esté saturado.

  3.   Gerónimo dijo

    Qué gran pendejada, o sea los diseñadores de tablets tienen que trabajar pronto en crear una obsolescencia percibida o programada o cualquier otra para que productos buenos se puedan desechar más rápido y contaminar más nuestro entorno con un mercado desbocado y con falta de imaginación. Lo peor es que cuenten con gente que analiza la tecnología sin cerebro como el que escribió este artículo. En vez de que el autor de esta nota promulgue por servicios que le den más utilidad a su ipad, no, el muy cínico promueve el despilfarro.

Escribe un comentario