Las bibliotecas francesas prestarán eBooks en el marco del PNB

eBooks

Hace unas horas os presentábamos el servicio eBiblio puesto en funcionamiento por la Secretaría de Estado de Cultura en España y ahora ha llegado el turno de conocer el servicio similar puesto en marcha por nuestros vecinos franceses para el préstamo de libros digitales, y que supera con creces al programa español que ha sido puesto en funcionamiento sin el apoyo de casi nadie, justo lo contrario que el programa francés que está apoyado y colaboran en él libreros, distribuidores, bibliotecarios y editores.

Este nuevo programa que ya funciona en fase de pruebas desde el pasado 4 de septiembre está integrado dentro de la red de mediatecas Montpellier Agglomération y en el marco del proyecto PNB (Prêt Numérique en Bibliothèque), sostenido por el Centro Nacional del Libro y el Servicio del Libro y la Lectura del Ministerio de Cultura.

El funcionamiento de este programa es bastante más complejo que el español eBiblio y es que las distribuidoras transmiten los metadatos de los libros que ofertan a la venta, a la empresa que ejerce de intermediario, Dilicon, y está a su vez se integra en la plataforma. En este espacio las bibliotecas pueden consultar los libros en formato digital que les pueden interesar parar adquirir para después prestarlos a los usuarios. Cualquier libro que las bibliotecas adquieren pasará a estar disponible en este nuevo programa.

Como cualquier programa de este tipo y en el que están presentes tantos actores, tiene sus problemas y sus inconvenientes, pero a pesar de las reticencias y desacuerdos todo hace indicar que este proyecto pronto echará a andar en Francia abandonando la fase de pruebas,

El principal programa de este nuevo programa francés radica en el papel de intermediario y sobre todo en el precio en el que ofrecen las editoriales los libros a las bibliotecas. Estas se quejan con bastante amargura de que terminan pagando por un libro más que cualquier usuario con el inconveniente de que el eBook tan sólo lo pueden prestar una vez, al igual que los tradicionales libros en formato papel.

Este tipo de programas e iniciativas indudablemente son muy positivos para el fomento de la lectura y para el avance de la lectura digital, pero no hay duda de es más positivo tratar de aglutinar y poner de acuerdo a todos los participantes del mundo de la lectura, que tratar de ofrecer un programa de este tipo por libre y sin prácticamente recursos como ha sucedido en el caso español.

¿Qué programa te parece más interesante para el usuario, el que ha echado a andar en Francia o en España?.


Categorías

eBooks, Software

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Escribe un comentario