Las aplicaciones de lectura rápida no son tan beneficiosas como parecen

OpenSpritz

En los últimos tiempos estamos viendo cómo se lanzan al mercado diferentes aplicaciones que prometen (y cumplen) la posibilidad de leer a una velocidad increíblemente rápida, como por ejemplo Fastr o Spritz, afirmando que en ningún momento afectan a la compresión lectora, pero sin duda y si has probado algunas de estas aplicaciones te podrás haber dado cuenta de que es ciertamente difícil en ocasiones seguir el ritmo que se nos propone de lectura y a pesar de que este puede ser modificado a nuestro gusto.

Durante unos cuantos minutos no es difícil mantener el ritmo de paso de palabras o frases que nos ofrece la aplicación, pero a medida que avanza la lectura el cansancio va a apareciendo, así como las distracciones y leer a esa velocidad resulta imposible en muchos casos.

Lo que pensábamos desde que este tipo de aplicaciones comenzaron a proliferar en la red de redes ha sido ahora refrendado por un estudio que fue publicado el mes pasado en la prestigiosa revista Psychological Science y en el que se demuestra que no se comprende igual un texto leído de forma normal que con una de estas aplicaciones.

Según el informe estas aplicaciones de lectura permiten aumentar nuestra velocidad de lectura en grandes proporciones y permitirnos leer 400, 500 o incluso en algunos casos 1.000 palabras por minuto, pero tal y como se ha comprobado mover los ojos entre las palabras de una hoja completa de un libro ayuda a entender lo que se lee.

Cuando leemos una hoja de un libro podemos leer una frase y si por ejemplo no la comprendemos podemos volver hacia atrás mientras que en las nuevas aplicaciones de lectura rápida todo se vuelve más complicado y es que muchos son los factores que pueden llevar no sólo a perdernos sino a no comprender algo del texto. Además pararse a pensar esa frase que no hemos entendido puede suponer no poder seguir la velocidad marcada para leer.

Sin duda alguna estas aplicaciones suponen una ayuda importante en algunas ocasiones puntuales pero abandonar el placer de leer una frase completa, poder releerla o el de visionar una hoja completa de un libro no pueden ser sustituidas por aplicaciones de este tipo que parecen deben de orientarse más a leer pequeños artículos de la red de redes.

¿Qué opinión tienes de este tipo de aplicaciones de lectura rápida?, ¿has probado alguna?, si la respuesta es afirmativa cuéntanos tu experiencia con ella y si la sigues usando a través de los comentarios de esta entrada o bien en algunas de las redes sociales en las que estamos presentes.


Categorías

eBooks, Software

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Escribe un comentario