La toalla, el bañador, las chanclas y el eReader

Playa

A pesar de que vivo en una ciudad con playa y a escasos metros de ella hacía mucho tiempo que no me ponía mi bañador, mis chanclas y me echaba la toalla al hombro para bajar la arena, entre otras muchas cosas porque el tiempo en Asturias no invita demasiado a ello pero este fin de semana decidí ponerme al sol y muchas cosas fueron las que llamaron mi atención pero sobre todo una.

Y es que la playa estaba totalmente invadida de lectores que disfrutan del sol y del mar mientras leen un libro y la mayoría de ellos lo hacen en un soporte digital, es decir un eReader a diferencia de otros años cuando se veían libros en formato papel y sobre todo muchos periódicos.

Este fin de semana pude comprobar como el libro electrónico se ha convertido en un objeto ya muy común en la bolsa de la playa y muy popular entre por lo menos los gijoneses. Además hace tan sólo unos meses o pocos años el eReader parecía reservado para la juventud pero hoy en día ya se puede ver a muchas personas de avanzada edad manejando su Kindle y olvidando ya los libros en formato papel.

Si hace unos días me quedaba asombrado por como los libros electrónicos parecían haber invadido Londres ahora me quedo sorprendido por cómo estos dispositivos y la literatura digital están invadiendo mi propia ciudad y un lugar hasta hace poco vetado para los libros como es la playa.

¿Has acudido a la playa últimamente y te ha llamado la atención el gran cantidad d electores que hay y que lo hacen en un soporte digital?, cuéntanos tu experiencia en los comentarios de esta entrada, en el foro o en algunas de las redes sociales que ponemos a tu disposición. ¡Anímate a participar!

Más información – ¿Es un buen momento para comprar un eReader?


Categorías

eReaders, Hardware

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Kibbu dijo

    Este verano he ido poquísimo a la playa y la verdad es que no me he fijado si había gente leyendo con e-readers. Pero sin fijarme no he visto ninguno. La próxima vez que vaya me fijaré y os cuento, que vivo en un pueblo costero del levante 🙂

Escribe un comentario