La piratería llega a Amazon e iTunes

Libro digital

Hace no demasiados años todo el mundo hablaba de lo que suponía el problema de la piratería para el mercado musical que ahora con la aparición de servicios como Spotify o Google Play Music parece haber dejado de estar un poco en el candelero para dejar paso a la piratería en el sector del libro digital que según la Federación de Gremios de Editores de España está siendo una de las principales causas de la caída de más del 30% de este negocio en los últimos años.

A la aparición de gran cantidad sitios web que ofrecen descargas piratas de algunos de los libros más populares ahora se suman varias plataformas oficiales y legales que ofrecen, por error y falta de control en la mayoría de ocasiones copias piratas de varios ejemplares.

Dos de estos casos son las plataformas de ventas de libros de Amazon y Apple que en los últimos tiempos han visto como varios autores se han quejado por tener en sus estanterías digitales copias de sus libros en una versión pirata que en la mayoría de ocasiones y para desgracia del autor suele ser más barata que la copia original.

Este tipo de copias piratas atentan contra los derechos de autor de los escritores que se quejan amargamente de que no se tenga el suficiente control para que esto no suceda y critican con dureza la indefensión en la que quedan cuando esto sucede ya que en la mayoría de ocasiones es ciertamente difícil contactar con Amazon o Apple y que estas te hagan caso de una forma inmediata.

Por su parte Amazon, como era de esperar, no se siente responsable para nada en este tipo de asuntos ya que alegan tener diversos mecanismos de control para que esto no ocurra pero que es inevitable que ocurra en ocasiones muy aisladas.

Hasta que no llegue el día en que todos nos concienciemos de que el trabajo de un escritor o de un músico se debe de pagar la piratería no se podrá dar por acabada.

A todos los que os descargáis de forma ilegal un libro digital o eBook de forma pirata o compráis una copia pirata en por ejemplo Amazon os quiero lanzar una pregunta a la que espero me deis una respuesta; ¿os gustaría que por ir a trabajar cada día no os pagaran o que os parecería si vuestro libro que os ha costado años de trabajo fuera el más descargado de forma pirata en una web ilegal?.

Más información – La piratería nos enseña lo malo de la antipiratería


7 comentarios

  1.   Jesús Jiménez dijo

    Y seguimos con la manía de llamar ilegal a algo que no lo es. En España es perfectamente legal bajarme un libro de internet, siempre y cuando no haya ánimo de lucro. Y tampoco hay que rasgarse tanto las vestiduras, que lo de leer sin pagar lo hemos hecho toda la vida en las bibliotecas, y no creo que a ningún autor le moleste que su libro sea el más prestado.

    El otro día leía una anécdota que sucedió en una convención de ciencia ficción en EEUU. Uno de los autores preguntó a los presentes (todos ellos fans, vamos, de los que pasan por caja) cuántos lo habían conocido comprando sus libros, y había media docena. Luego preguntó cuántos lo habían conocido a través de un préstamo o una descarga “ilegal”, y eran la abrumadora mayoría.

    Ante la inmensa oferta editorial, el problema de los autores no es ni mucho menos la piratería, sino la oscuridad. Es mucho más efectivo darte a conocer (gratis) entre los cientos de millones de lectores que ni te conocen, y que cuando lo hagan seguro que te compran algo, que perseguir a los cuatro gatos que te piratean y conseguir que pasen por caja.

  2.   mikij1 dijo

    Hay parte de razón en lo que dices en el artículo y parte no. Yo antes compraba un libro y se lo dejaba a todos mis amigos… ¿estaba mal? ¿debería decirles no se lo dejaba y que se lo compraran? Pues lo que pasa ahora es lo mismo sólo que Internet permite que en vez de que puedas compartirlo con 5 o 6 lo hagas con millones de personas… que ni conoces. En ese aspecto no veo nada ilegal porque lo estás dejando sin ánimo de lucro. Otra cosa son los “top manta” que venden copias piratas, esto si que me parece mal.
    Por otra parte, lo reconozco, tienes razón: el artista debe cobrar por su trabajo y el compartir su obra por internet hace que deje de vender mucho. Las cosas como son. Habría que buscar una solución pero no se como se podría encontrar un equilibrio.

    1.    Lorenzo Jiménez dijo

      Todo esto va a dejar de existir cuando a las editoriales acepten el modelo de “lea todo lo que quiera por mes” como Netflix y Spotify. Yo en lo personal con Spotify encontré muchos autores que no recordaba otros por accidente y muy feliz por eso. Nubico me gusta pero solo permite que lo usen los españoles, lo cual es una gran m…. para aquellos que no queremos piratear pero no queremos pagar millonadas en libros.

  3.   Joaquín García dijo

    Lo que comenta Jesús, puede que no sea ilegal, pero si que es amoral y en la situación que está viviendo el país, puede rozar lo ilegal, pero si en el caso de Bárcenas no es ilegal la financiación, creo que esto no tampoco lo será. Aún así, lo que veo en el articulo es totalmente ilegal, ya que están subiendo copias piratas y vendiéndolas por Amazon o Itunes con lo que autor no recibe nada.
    Lo que tiene “chicha” son los grandes defensores de los autores, CEDRO, CEGAL, etc…. que a la larga están perjudicando más al propio autor que la piratería. Todo deberíamos recibir el dinero justo por nuestro trabajo, ni más ni menos, incluido los autores y los músicos, pero parece que esto sólo es en Utopía, ¿ no creéis?

  4.   Villamandos dijo

    Yo creo que esta es la discusión que ya hemos tenido siempre, puede que sea legal pero como dice Joaquín es totalmente amoral o si no poneros vosotros en la piel de ese escritor que no tiene ni para llegar a final de mes y sin embargo su libro es un autentico éxito pero debido a la piratería.

  5.   Jesús dijo

    Siempre estamos igual: decís que es ilegal, alguien os llama la atención, reconocéis que no lo es, y a los 15 días volvéis con la cantinela de la ilegalidad.

    Eso tiene un nombre: manipulación pura y dura. Pero una mentira lo sigue siendo aunque la repitáis muchas veces.

  6.   Lectora dijo

    Tan inmoral es que yo me baje un archivo pirata como que me cobren 10 euros por un copia digital en los tiempos que vivimos todos. Si los precios fueran más asequibles ni siquiera nos plantearíamos los archivos ilegales. De todas formas que yo me descargue un libro no quiere decir que lo hubiese comprado en caso de no hacerlo. El autor merece ser pagado por su trabajo y quizás lo que falla son los reembolsos de intermediarios.

Escribe un comentario