La misión posible de “piratear” un eBook guardado en un Kindle con un LEGO

Si pensabas que lo habías visto todo en el mundo de los eReader y los eBook prepárate para disfrutar de un experimento casi inimaginable en que el profesor universitario Peter Purgathofer, de origen austriaco, ha ideado un mecanismo con piezas del famoso juego LEGO para poder piratear de una forma muy sencilla un libro digital guardado en un dispositivo Kindle de Amazon.

Con este experimento no se busca realizar un negocio ilícito y que en España es delito sino en propias palabras del autor del experimento se busca poner de manifiesto la pérdida de derechos que sufre el propietario de un libro una vez que lo compra para el eReader de Amazon.

Amazon

El experimento que podéis ver en el vídeo que encabeza este artículo es muy sencillo pero a la vez ingenioso y es que gracias a las piezas de LEGO el profesor universitario ha conseguido montar un pequeño robot que permite pulsar la función de avance de página del Kindle y pulsa la barra espaciadora de un Mac que activa con ello la cámara a través de Photo Booth.

A partir de ahí las imágenes se envían a un software de reconocimiento de datos y ya podríamos tener nuestro propio eBook en un nuevo formato electrónico que podríamos imprimir o por ejemplo subir a la nube privada.

Sinceramente, tal vez los derechos del propietario de un libro digital se vean muy reducidos pero poca gente en el mundo va a realizar acciones de este tipo que atente contra esa propiedad pero sin duda como curiosidad es aceptable e interesante.

Más información – El nuevo Kindle Paperwhite se deja ver en vídeo

Fuente – allthingsd.com/20130906


Un comentario

  1.   Jesús Jiménez dijo

    La verdad es que como método es un tanto tosco. Hacer fotos del Kindle y pasarlas por un OCR, cuando hay mil métodos para eliminar el DRM de Amazon y tener una copia perfecta, es como si para copiar un fichero copiásemos los bits a boli y luego los introdujésemos en el bloc de notas.

    Pero bueno, supongo que la gracia es el tema del lego y demás. Más sentido tendría si hablásemos de libros en papel, donde de hecho ya existen aparatos similares que se encargan de pasar de página y automatizar la foto.

Escribe un comentario