La máquina de venta de libros exprés comienza a ser utilizada por Barnes & Noble

Barnes & Noble

Barnes & Noble sigue buscando fórmulas para conseguir hacer crecer sus ventas y con ellos sus beneficios y ha decidido comenzar a probar el sistema de venta ofrecido por Espresso Book Machine (EMB), que para quien lo conozca es una cada vez más popular máquina de venta de libros exprés y que imprime en cuestión de minutos cualquier libro que desees de cuantos estén disponibles.

Por el momento la mayor librería de los Estados Unidos ha instalado tres máquinas diferentes en tres puntos de venta; en su librería de la ciudad de Nueva York ubicada en Union Square, en Paramus en Nueva Jersey y en Willow Grove en Pensilvania, con las que comenzar a probar este tipo de venta que ya utilizan desde hace mucho tiempo pequeñas librerías y que ha convencido y gustado a la mayoría de usuarios.

Estas máquinas son muy diferentes a las que ya hemos visto en otras ocasiones o que se pueden encontrar en por ejemplo muchas estaciones de metro, autobús y tren, y es que permitirá imprimir casi cualquier libro que se encuentre en formato digital o autopublicar una obra. Además a través de estas máquinas estarán disponibles los libros de dominio público y que se podrán ser impresos sin tener que pagar ningún precio por el libro, salvo el de las fotocopias.

Un portavoz de Barnes & Noble ha declarado a un medio de comunicación estadounidense que; “el propósito de la prueba es evaluar el interés de los consumidores”, a buen seguro para evaluar los resultados y valorar la posibilidad de implantar este método de venta en todas sus librerías repartidas por todo el mundo.

Por su parte Dane Neller, director ejecutivo de On Demand Books ha declarado; “el piloto es parte de nuestro programa continuo de ampliar nuestra base de máquinas. Estamos encantados de probar nuestras máquinas en Barnes & Noble. Hemos pasado de indies a la multi-minoristas”.

Por el momento deberemos de esperar para saber qué resultados arroja esta forma de venta, pero visto desde la lejanía parece una gran y positiva idea, y es que cualquier persona podrá comprar prácticamente el libro que desee, las 24 horas del día y sin la necesidad de un intermediario. En el lado negativo, habría que comprobar que calidad de impresión ofrece la máquina y como se encuaderna o entrega el libro.

¿Crees que pronto veremos en cualquier rincón del mundo una máquina de vender libros igual o similar a las que ha instalado Barnes & Noble?.


Un comentario

  1.   Joaquín Armada dijo

    La única crítica a la Espresso es que sus libros recién paridos tienen un tacto algo pegajoso. A mí ese defecto me parece una virtud. En el tiempo intangible que deberemos vivir, cuando tendremos todos los libros y no poseeremos ninguno, estos libros nacen con una placenta invisible, como si fueran humanos de papel y tinta http://despuesdelhipopotamo.com/2012/03/31/a-toda-maquina/ Un saludo cordial.

Escribe un comentario