IRIScan Book Executive 3, un potente escáner portátil

Si a diario para tu trabajo o por pura obsesión necesitas digitalizar documentos de todo tipo hoy te vamos a presentar el que posiblemente a partir de hoy mismo vaya a ser tu compañero inseparable de viaje. Estamos hablando del nuevo IRIScan Book Executive 3, un escáner portátil que nos ofrecerá grandes posibilidades.

Este nuevo escáner portátil nos permitirá escanear o digitalizar casi cualquier tipo de documento sin la necesidad de disponer de un ordenador ya que funciona de forma inalámbrica y mediante cuatro pilas AAA lo que no impide que pueda realizar digitalizaciones a una gran velocidad.

El funcionamiento del escáner es tremendamente sencillo lo que nos permitirá utilizarlo en cualquier lugar y momento y es que con tan solo deslizar el IRIScan Book Executive 3 sobre el documento a escanear en breves segundos tendremos la imagen de alta resolución de hasta 900 ppp a nuestra disposición.

A buen seguro muchos ya os estáis preguntando a donde van a parar los documentos digitalizados si funciona sin ningún tipo de conexión a un ordenador o dispositivo y la respuesta es bastante sencilla. Todos los documentos escaneados se almacenan de forma automática en la tarjeta de memoria microSD que lleva incorporada el escáner. Además dichas imágenes podrán se transferidas de una forma rápida y sencilla mediante una conexión WiFi y guardarlas por ejemplo en nuestro dispositivo móvil.

IRIScan Book Executive 3

También es posible subir las imágenes digitalizadas a algunos de los múltiples servicios de almacenamiento en la nube como pueden ser Dropbox, Evernote o SkyDrive.

El nuevo IRIScan Book Executive 3 cuenta además con todo el software necesario para por ejemplo convertir los documentos escaneados en archivos de texto editables, para convertirlos en formato PDF o JPEG y para modificar desde la resolución hasta la calidad pasando por otra gran cantidad de parámetros.

El punto, tal vez, más negativo es su precio que será de 180 euros cuando el próximo 1 de junio se ponga a la venta.

¿Qué te parece el IRIScan Book Executive 3?, ¿crees que le podrías sacar el suficiente provecho para amortizar su precio?.

Más información – AutopublicacionTagus y otras novedades en La Casa del Libro

Fuente – dosisgadget.com


Un comentario

  1.   Javier Rey dijo

    Este scaner es uno de los engendros más útiles y estúpidos que he tenido en mis manos en los últimos años.

    Una idea genial, aunque no nueva, realizada estúpidamente y sin el más mínimo respeto o sentido del mismo para con el posible usuario.

    Me explico.

    La idea es buena, y el resultado más que aceptable, pero…

    1.- Hay que ser un poco sádico para instalar semejante display en el engendrito. Y es que los carácteres son tan pequeños que una persona que no tenga una vista realmente excepcional, tendrá que esforzarse lo suyo para saber qué configuración está utilizando al escanear; un dato muy importante, por cierto.

    2.- Por si la operación de comprobar la configuración del escaner no fuera suficientemente cabreante, el aparatejo nos tiene preparada otra sorpresita no menos irritante. Y es que el diseñador de este scaner merece el premio a la incompetencia total y absoluta. Resulta que los botones que deberemos pulsar para configurar la resolución, modo (color o blanco y negro) y tipo de archivo (JPG o PDF) están situados en lugares tan críticos que, inevitablemente, habrá ocasiones en que tocaremos alguno de ellos durante el escaneo de un documento, con lo que habrá que reconfigurar los valores del escaner; eso en el caso de que ya hayamos sufrido ese percance previamente: la primera vez sueles llevarte la sorpresa a posteriori, cuando descubres que el documento que querías escanear como PDF y resolución máxima, se ha convertido en un JPG a resolución medía, pongamos por caso. Parece una estupidez, o ganas de poner pegas. Puedo asegurar que no lo es en absoluto. La experiencia os lo dirá.

    3.- La guinda del pastel. Puestos a minimalizar,,,, pues resulta que, cuando iba a devolver el escaner, cabreadísimo por esos pequeños detalles y el Más Importante, la falta de unos puntos de referencia para saber la zona exacta que lee el escaner en anchura, pues descubro que Sí; que los tiene; que tan inutil no era el diseñador. Pues qué bien!!. Resulta que son dos diminutas, casi invisibles flechitas con un mínimo relieve, impresas en color negro, sobre la superficie del mismo color del escaner. ¡Oléeeee, tus ….!

    Manejar este escaner y conseguir que las lineas verticales y horizontales no parezcan carreteras sinuosas o dunas del desierto es cuestión, primero de habilidad y, luego, de experiencia. No hay que alarmarse que con paciencia y tino se llegan a obtener resultados satisfactorios, incluso MUY BUENOOOOS! si se te ocurre la feliz idea, como me pasó a mí, de subsanar el inútil diseño de esas invisibles flechitas, poniendo unas marcas blancas en su lugar, con algún adhesivo o, sencillamente, pintándolas. De blanco, claro, para que se vean; que de eso se trata. Parece un detalle sin importancia, pero a partir del momento en que hice visibles esos puntos de referencia, la tarea de mantener alineado el escaner con el documento pasó de pesadilla a juego de niños. Y es que estas marcas no sólo nos ayudarán a saber qué zona exacta va a leer el escaner, sino que nos serán de inestimable ayuda para mantener el mismo alineado mientras lo deslizamos sobre la superficie del documento.

    Si sois capaces de pasar por alto y acostumbraros a las pegas citadas, amén de colocar esas marcas de que acabo de hablaros – imprescindibles por otra parte porque la ranura de lectura está desplazada hacia un lado y no vale centrar el escaner sobre el documento), en ese caso podréis disfrutar de la calidad de este engendrito. La calidad no es para tirar cohetes, pero sí más que suficiente. Muy cómoda la opción Wi Fi para transferir archivos al tablet correspondiente, como también lo es la tarjeta MSD incorporada en la que podremos guardar nuestros documentos escaneados en forma de archivos JPG o PDF, blanco y negro o color y a diferentes resoluciones. También podéis escanear directamente enchufados, via USB, al PC, para evitar otra de las pegas GORDAS de este chisme: el salvaje gasto de pilas. Para salir del paso, cuando estás fuera de casa y no tienes un PC a mano, genial; pero siempre que no te pases escaneando. Las pilas se agotan muy, muy rápido.

    Bueno, ya me he quedado a gusto.

    Ahora falta que me publiquen trodo esto.

    Al pan, pan; y al vino, vino.

Escribe un comentario