Greenpeace critica a Amazon y a su Fire Phone

Fire Phone

Amazon sigue teniendo problemas a nivel mundial con por ejemplo sus empleados alemanes, con el grupo editorial Hachette, el gobierno francés y desde el pasado fin de semana con la organización Greenpeace que ha criticado con dureza a la compañía que dirige Jeff Bezos por su FirePhone, el dispositivo móvil de la gran tienda virtual que ya está a la venta en Estados Unidos y que a pesar de sus revolucionarias características y especificaciones no está teniendo una demasiada buena acogida en el mercado.

Además ahora a su no demasiado buen debut en el mercado se le suman las críticas de Greenpecae, una organización con gran peso a nivel mundial que no sabemos si sepultará el futuro del FirePhone, pero que sin duda seguro no ayuda para nada.

El nuevo FirePhone de Amazon es una máquina de la edad de piedra en lo que se refiere a la energía obsoleta y contaminante que utiliza cuando se usan los servicios de la nube de Amazon

Estas palabras llevan la firma de Greenpeace y fueron hechas públicas a través de un comunicado en el que además se dejaba claro que el problema no es el dispositivo móvil en si sino los servidores y centros de datos de Amazon que son los que dan servicio a este smartphone. La crítica a buen seguro se podría hacer extensible a otros dispositivos de la tienda virtual como pueden ser los Kindle Paperwhite o los Kindle Fire que al igual que el smartphone usan en gran medida los servicios en la nube de Amazon.

Y es que las críticas de Greenpeace hacia el FirePhone, que no nos olvidemos otorga a los usuarios espacio ilimitado en la nube, son totalmente justificadas ya que Amazon es una de las empresas del mundo de la tecnología que no hace nada por limitar la contaminación y que según la organización ecologista acabará con la Tierra tal y como la conocemos hoy en día.

Lamentablemente, Amazon Web Services (AWS) ha caído más y más con respecto a sus competidoras a la hora de construir una internet que funciona sobre fuentes de energía renovables -se usan de forma estimada en un 15% de sus operaciones- y es la empresa menos transparente que hemos evaluado

Mientras Apple por ejemplo trata de abastecerse energéticamente mediante energías limpias, Amazon no parece demasiada interesada en preservar el medio ambiente y sigue creando además dispositivos que cada vez hacen más uso de los servicios de la nube y por tanto contaminan más.

¿Crees merecida las críticas de Greenpeace hacia el FirePhone de Amazon y hacia la propia Amazon?.


Escribe un comentario