Francia prohíbe a Amazon el envío gratuito de libros si hay descuento

Francia

Francia, uno de los mayores opositores a las grandes distribuidoras de libros como Amazon o FNAC ha pasado a la acción y hoy mismo ha aprobado una propuesta de ley presentada por diputados de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y secundado por el Partido Socialista, ahora en el poder y que no deja de ser una medida contra las grandes librerías y distribuidoras que ya no podrán campar a sus anchas por el mercado literario francés.

Y es que la nueva ley prohíbe que se le pueda añadir al descuento legalmente autorizado del 5% el del envío, es decir hacer gratuito el envío que a partir de ahora deberá de ser facturado al cliente que realice la compra.

La ley finalmente ha quedado redactada de la siguiente manera; “la prestación de la entrega a domicilio [del libro] no puede ser incluida en el precio así fijado” añadiendo una pequeña frase que evitará que el coste del envío sea aplicado si el ejemplar; “es retirado por el comprador en un punto de venta minorista de libros”.

Con esta maniobra emprendida por el gobierno francés y en concreto por la ministra de Cultura, Aurélie Filipetti se busca poner freno sobre todo a Amazon y con ello evitar que las pequeñas librerías, todo un emblema en ciudades como París pierdan a sus clientes y con ello se vean abocados al cierre.

Amazon ya ha respondido a esta nueva ley por boca de Romain Voog, presidente de Amazon Francia que ha declarado a un prestigioso diario “que esta iniciativa legal va en contra del interés del consumidor y en concreto de los numerosos consumidores que viven lejos de cualquier librería y aprecian poder comprar sus libros en línea”.

En una opinión muy personal creo que la ley aprobada por el país vecino es en parte errónea ya que hay mucha gente que por desgracia no puede acudir a las librerías o no encuentra en ellas lo que busca y que ahora deberá pagarle a Amazon un envío que a la propia firma que dirige Jeff Bezos a buen seguro no le costará un solo euro.

Hay que buscar la forma de que Amazon no se devore a las pequeñas librerías o distribuidoras de libros pero creo que esta sin duda no es la forma ya que si se llama competencia desleal a lo que hace Amazon; ¿cómo debemos de llamar a lo que hace el gobierno francés contra la tienda virtual?.

Más información – El gobierno francés recrudece sus declaraciones contra Amazon

Fuente – cultura.elpais.com


2 comentarios

  1.   Juan Carlos dijo

    Me parece increíble, parecería, si no fuese echo por el gobierno, algo ilegal.
    ¿No se dan cuenta de que las librerías tienen los días contados?

    No digo que vayan a cerrar el 100% de las librerías, pero la gente debe de entender que es un negocio anticuado.

  2.   Jesús Jiménez dijo

    No se le pueden poner puertas al campo. Si Amazon se está comiendo a las librerías pequeñas, igual lo que tendrían que mirar es qué están haciendo mal.

    Porque yo personalmente hace años que no piso una librería porque sólo encuentro best-sellers de conspiraciones judeomasónicas, biografías del politicucho/deportista de turno, y porno-soft para mujeres. En cuanto pregunto por algo un poco diferente de eso, la respuesta invariablemente pasa por “uf, eso hay que pedirlo, tardará un mes” o por “uf, esto está descatalogado, no hay nada que hacer”. Y del libro electrónico no hablo, que me da la risa.

    Y de todo esto Amazon no tiene la culpa. Bueno, sí, tiene la culpa de ofrecer un amplio catálogo con disponibilidad casi inmediata, posibilidad de comprar versión ebook, ofrecerme recomendaciones personalizadas, etc., etc. A la hoguera con ellos por… ¿darme un mejor servicio?

Escribe un comentario