¿Es posible la creación de una biblioteca digital en un espacio físico?

Digital

Recuerdo como si hubiera sido ayer mi primera visita a la biblioteca pública de mi ciudad el día que cumplía trece años y que por primera vez podía entrar en aquel imponente edificio sin la compañía de un adulto.

Libros y más libros por todos los sitios eran la decoración que me impresionó nada más atravesar el umbral de la puerta  que se distorsionó en gran medida el pasado lunes cuando después de mucho tiempo sin pasar por allí, retomé la buena costumbre de curiosear entre las estanterías de la biblioteca.

Y es que la multitud de estanterías que antes casi estorbaban el acceso a la biblioteca ahora han desaparecido para dejar paso a unas pequeñas mesas donde se puede solicitar a préstamo un estupendo eReader, cargado con hasta 1.000 ebooks. Además también es posible adquirir y alquilar ebooks en la propia biblioteca.

Justo al ver el nuevo panorama de la biblioteca una pregunta pasó por mi cabeza; ¿Es posible la creación de una biblioteca digital en un espacio físico?.

Al llegar a casa comencé a rebuscar por la red de redes en busca de algún tipo de información sobre la existencia de algún tipo de biblioteca totalmente digital y casi por sorpresa encontré una información interesante. Por supuesto buscaba una biblioteca digital que a su vez fuera física, que se pudiera entrar en ella, ya que en Internet ya existen multitud de bibliotecas totalmente digitales.

Y después de muchos minutos de búsqueda descubrí que el próximo otoño se inagurará en Bexar County, un condado del estado de Texas la primera biblioteca digital del mundo. Según explica Nelson Wolff, el alma mater del proyecto: “Si quieres saber cómo será, vete a una Apple Store”.

Apple

Si nos paramos a pensar tal vez habilitar un local o edificio de cualquier ciudad para crear una biblioteca digital no tenga demasiado sentido para el lector de tipo medio ya que Internet ahora mismo nos daría cientos facilidades para crear una biblioteca digital sin necesidad de disponer de un espacio físico pero puede ser un gran paso hacia adelante para conservar los miles de documentos que alberga una biblioteca.

Por ejemplo en una biblioteca se suelen guardar documentos informativos de la autonomía o el estado disponibles para consulta, periódicos  revistas, mapas o cualquier documento de interés. ¿os imagináis que toda esa información pudiera esta disponible para la consulta digital con solo acudir a la biblioteca pública?, si no tenéis muy clara la respuesta os animo a que vayáis a la biblioteca de vuestra ciudad a la zona de consulta.

En una opinión muy personal y para cerrar puedo decir que las bibliotecas totalmente digitales son posibles aunque a buen seguro tendrían unos elevados costes y necesitarían de un gran número de empleados trabajando en ellas.

¿Qué opinas de las bibliotecas digitales?.

Más información – Encuentra empleo en Internet mediante este eBook gratuito

Fuente – ABC.es


Categorías

eBooks, eReaders

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Dubitador . dijo

    Lo he estado repensando y no veo ventaja alguna en disponer un sitio fisico donde consultar informacion digital, salvo que la pecuiiaridad de la informacion necesite un espacio especificamente acondicionado y aparatos caros o pocos comunes.

    Ahora bien, si internet se encoge drasticamente, deviniendo la conectividad y los aparatos muy poco asequibles, entonces ya es muy otra cosa, ya que en ese contexto, incluso el papel volveria ser caro.

Escribe un comentario