El Reino Unido no permite el intercambio de ebooks según sus leyes

El Reino Unido no permite el intercambio de ebooks según sus leyes
Así como las bibliotecas van a experimentar un profundo cambio tras la introducción de eReaders y servicio de lectura vía streaming, las librerías y los ebooks también tienen que experimentar aún muchos cambios, contemplando cosas como los Derechos de Autor o el intercambio de obras. A principios de mes, la Cámara de los Lores del Reino Unido aprobaba una nueva ley que hacía algunos cambios respecto a la propiedad intelectual, estos cambios permitían por primera vez el cambio de formato y la parodia de forma privada y prohibía expresamente el intercambio de obras entre personas, familiares, amigos o extraños.

He seguido bastante el tema, porque el intercambio de ebooks es un tema que va a estar muy candente dentro de unos meses y creo que el Reino Unido es el primero que expresamente prohibe el intercambio de obras. Existen muchos países que están estudiando el tema y otros como Estados Unidos que quieren prohibirlo sin prohibirlo, pero nada tan expreso como lo del Reino Unido.

Aún así no hay que perder la esperanza ya que la ley aunque hace una tímida modificación tiene muchos flecos e incluso choca con la normativa europea, por lo que seguro no se mantenga mucho.

El Reino Unido permitirá el cambio de formato pero no el intercambio entre particulares

En cuanto al cambio de formato, la ley especifica que se deberá cambiar el formato y no el contenido, es decir, si el ebook o el cd tienen sistema de anticopia, tal cambio deberá contemplarse, algo que es muy difícil de hacer, pero que por otro lado si lo hacemos verdaderamente lo haremos por hacer backups y no por distribución comercial. Así que aquellos que estéis en el Reino Unido y penséis que podéis cambiar el formato del ebook y así quitar la protección para venderlo: no se puede hacer.

Otro punto que tocan y que desde luego va a dar mucho de que hablar es el tema de parodias. En los últimos meses ha habido un gran número de obras y denunciantes sobre la reproducción o la creación de contenido a partir de otra obra. Esto será permitido de manera parcial, siempre y cuando no se perjudique al autor. Teniendo esto en cuenta, puede que casos como los derechos de autor de Sherlock Holmes se resuelvan de un golpe ya que a Sir Arthur Conan Doyle no le afectará que se difunda sus personajes y las productoras no tendrán que pagar por usar los personajes de la obra de Sir Arthur Conan Doyle. La cosa se va a calentar y eso que el gobierno del Reino Unido sólo quería hacer una tímida reforma.


Escribe un comentario