El Flex One eReader pone fin a su corta vida

Lo que comenzó siendo un ambicioso proyecto de WEXLER con la colaboración de LG para crear y comercializar el primer eReader con pantalla flexible y un grosor de sólo cuatro milímetros ha sido dado por finalizado sin tan siquiera venderse fuera de Rusia, lo que hace presuponer un absoluto fracaso a todos los niveles.

Flex One eReader que así era como se conocía a este revolucionario eReader ha terminado su aventura en el mercado y el próximo mes de abril tendremos un nuevo modelo de eReader para sustituirlo.

Lo curioso de este eReader es que aunque estaba pensando que se comercializara en países de todo el mundo nunca se llegó a vender más allá de las fronteras de Rusia lo que hace posible pensar que no consiguió demasiados buenos resultados lo que le ha llevado a ser cancelado y retirado del mercado.

WEXLER

A raíz de todo esto me ronda una pregunta la cabeza…

¿Para qué queremos un eReader flexible?

En una opinión muy personal creo que es muy difícil explicar a alguien para que podemos necesitar que un eReader pueda ser flexible. Después de mucho pensar no he encontrado ninguna situación en la que pudiéramos necesitar que nuestro eReader fuera flexible y esta sin duda creo que ha sido una de las razones de la retirada del mercado del Flex One eReader.

Yo me imagino que mi Sony PRS-T2 pudiera ser flexible y no le encuentro ninguna aplicación, en un libro electrónico se busca sobre todo leer y para leer un eBook no es necesario que en ningún momento este sea flexible. ¿O tal vez estoy equivocado y muchos de vosotros que nos leéis a diario querríais que vuestro eReader fuera flexible?.

La aventuras en el mercado del Flex One eReader ha terminado y WEXLER ya ha anunciado que en los primeros días de abril tendrá en el mercado un nuevo libro electrónico del cual no se conoce aún ni el más mínimo detalle, ¿será el nuevo modelo flexible o abandonarán esta “inútil” característica para una eReader?.

Más información – La tinta electrónica llega a los carteles y paneles publicitarios

Fuente – e-reader-info.com


Categorías

eReaders, Hardware

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

7 comentarios

  1.   Dubitador . dijo

    La flexibilidad tiene que ver con la ligereza, resistencia a los golpes y el maltrato en general. Ademas facilita la fabricacion pues se requiere menos pasos y menos personal encastrar el hardware en una cubierta gomosa que ajustarlo y fijarlo dentro de una carcasa rigida, con sus botoncitos, conectores y detallitos varios.

    1.    Villamandos dijo

      Utilidad real para un usuario cuidados y que trate con delicadeza su eReader ninguna…

  2.   Nacho Morató dijo

    Para mí la principal ventaja que le encuentro ahora mismo a la flexibilidad, es evitar la fragilidad de las pantallas, que hay algunas que se rompen con solo mirarlas.

    1.    Villamandos dijo

      Esta resistente es porque hay un vídeo en YouTube maltratando el eReader que madre mía del amor hermoso que aguante ajaja

  3.   jabaal12 dijo

    La verdad es que no le veo mucho sentido. Con una buena funda el ereader está protegido y además ahora son bastante baratos. Si fuera papel electrónico totalmente enrollable lo entendería pero el hecho de que sólo se pueda doblar un poco no lo veo… si, más resistente y ligero… pero no lo veo como un gran adelanto. Además da la impresión de que se queda como un poco doblado y no me gusta ese efecto. Otra cosa sería para un ereader de gran formato destinado a niños en un colegio. Ahí si que, quizás, le vería más sentido.

  4.   Alex dijo

    yo mas que a un ereader flexible le veria utilidad a uno flexible y plegable…de modo que ludieras utilizar la mitad de la pantalla o toda la pantalla segun la situacion o el tioo de documento que tuvieramos que leer.
    que sea solo flexible…como no sea para enrollarlo y guardarlo en el bolsillo trasero del tejano….no se me ocurre otea.
    saludos.

  5.   Dubitador . dijo

    En realidad es el concepto mas proximo a lo que deberia ser un e-reader, un simple e-reader.
    Habria propuesto que optasen por hacer uno en forma de cuaderno con un lomo cilindrico que admitiese tanto una bateria como una pila corriente y ademas forraria los bordes con celulas fotovoltaicas.
    Pero el gran problemon es siempre el soft.
    El soft condiciona el hard que se puede hacer y por supuesto la usabilidad del aparato en conjunto. Las patentes de software son un corralito muy muy pernicioso.

Escribe un comentario