El autoservicio llega a las bibliotecas

El autoservicio llega a las bibliotecas

Poco a poco nuestra bibliotecas están cambiando, nos guste o no. Estos cambios pueden ser negativos como el llegar a pagar por usar sus servicios o tremendamente positivos como los kioskos de autoservicio que se están implantando en algunas bibliotecas de España. Estos kioskos de autoservicio usan la tecnología RFID ( Identificación por Radio Frecuencia) que se basa en el almacenamiento y uso de etiquetas. Aunque suene muy tecnológico y complicado, el Kiosko de autoservicio de las bibliotecas no será muy diferente del que encontramos en los aeropuertos o en algunos grandes almacenes, ya que el sistema es el mismo.

Este Kiosko de autoservicio nos ayudará a realizar el préstamo de libros y ebooks nosotros mismos con lo que nos ahorra tiempo y largas colas, así como mejora notablemente el servicio bibliotecario que tendrá más tiempo para darnos más información en caso de pedirla. Su uso no es muy generalizado, aún, pero poco a poco se está expandiendo por España. Además existe una segunda versión que será la versión online, la cuál nos permitirá tomar en préstamo ebooks así como consultar informaciones respecto al catalogo de nuestro biblioteca y las opiniones de los demás lectores.

Los kioskos de autoservicio dependerán de empresas externas al Servicio Bibliotecario Español

El problema de la implantación de estos kioskos es que son producidos por empresas externas al servicio bibliotecario lo que hace que el propio servicio dependa de estas empresas y de sus máquinas. Con todo esto quiero decir, que si un determinado modelo de kiosko de autoservicio está siendo poco rentable a la empresa, ésta puede dejar de mantenerlo y la biblioteca o el gobierno tendría que comprar otro kiosko o modelo para mantener el autoservicio en las bibliotecas. Suena muy rebuscado pero es una posibilidad que hay que tener en cuenta, además, las empresas de esta tecnología no han especificado con creces los sistemas de clasificación y etiquetado de los ebooks, libros y del servicio, cosa peligrosa. Puede que lo que expongo suene a tontería, pero no creo que los mismos criterios que se usen en una biblioteca se usen en los grandes almacenes o en un aeropuerto, puede que por defecto venga algo que no mejore el servicio bibliotecario sino que la atrase, pero solo son suposiciones, ya que aunque los kioskos de autoservicio está apareciendo por España, aún no he probado ninguno, pero ¿los conocéis? ¿ se nota algún cambio bueno o malo? ¿ acelera el proceso de préstamo? ¿ lo consideráis útil?


2 comentarios

  1.   Ricardo. dijo

    Guay .. mas gente a la cola del paro. Y el trato personal, consultas, dudas .. que te resuelve el hablar con el/los bibliotecarios … me quedo con mi bibliotecario de toda la vida.

  2.   Joana_1982 dijo

    En la bilbioteca de la Alhóndiga de Bilbao tienen el servicio de autopréstamo, es decir, no hay colas y todo es más fluido. Pero hay varias personas trabajando en cada planta, a las que se puede consultar y son muy amables.
    Prefiero tener la opción de preguntar a alguien físicamente.
    Me temo que esto del autoservicio no agradará mucho a los lectores.
    ¿Por qué insisten en mecanizar tanto todo, pasando por encima del trato humano?

Escribe un comentario