EBM, una máquina de tabaco que vende libros

EBM, una máquina de tabaco que vende libros

Hasta el momento, bien sea ebook o bien sea libro de papel, los caminos para conseguir estos era casi iguales y estáticos, no suelen cambiar mucho. Sin embargo, existe una máquina, la EBM que está cambiando sustancialmente el modo de conseguir un libro de papel, saltándose los procedimientos clásicos y convirtiéndose en un serio competidor del ebook.

Cómo funciona EBM

EBM es una máquina, similar a una fotocopiadora o imprenta que nos muestra la opción de titulo que queremos imprimir y en unos minutos nos edita un ejemplar nuevo del titulo escogido. EBM es una especie de máquina de tabaco o espacio vending, dónde por muy poco espacio podemos adquirir un libro a la hora y en el momento en el que queramos.

EBM esta siendo distribuida por On Demand Books y almacena numerosos títulos de las principales editoriales, con Penguin Books, McMillan, Harper Collins, McGraw-Hill, Hachette o desde la mismísima Google Books.

Por el momento en el mundo existen unos 70 EBM repartidos por librerías, bibliotecas y Universidades. La mayor parte se concentran en Estados Unidos, pero desde luego, así como ha ocurrido con los ebooks y eReaders, no dudo en que en muy poco tiempo podremos disfrutar de estas curiosas máquinas en nuestro país. Y más aun cuando el principal aliado de On Demand Books es Kodak, con el cual tienen hasta 15 kioscos donde se encuentran EBM disponibles para su uso.

Opinión

Según mis fuentes EBM está disponible desde hace algunos meses en Estados Unidos, hecho que realmente me mosquea, ya que si realmente funciona como se dice, EBM tendría que haber salido en todos los noticieros desde hace semanas así como haberse exportado a Europa. ¿Por qué creo esto? Pues sencillamente porque EBM propone una solución al problema que existe con algunas zonas tradicionales como Alemania, Francia o España dónde el libro gusta más que el ebook a parte de que las editoriales tradicionales prefieren el libro al ebook. EBM propondría una solución a estas editoriales tradicionales ya que les permitiría poder ofrecer libros casi instantáneos a precios competentes, más o menos lo que muchos desean del libro clásico.

Que no haya llegado a Europa me mosquea pero no por eso lo condeno, sino todo lo contrario, me parece un gran invento, un negocio que seguramente tiene bastante futuro. ¿No creéis?

Más Información – La BiblioPiscina, la última manera de fomentar la lectura

Fuente e Imagen – The Digital Reader


Escribe un comentario