E-Ink parece tener problemas

E-Ink parece tener problemas

E-Ink Holding, empresa suministradora de pantallas de tinta electrónica y dueña de sus patentes tiene problemas de financiación. La gran compañía principal suministradora de empresas como Amazon, Barnes & Noble, Kobo o Sony ha anunciado que procederá a realizar un ampliación de capital con el único fin de conseguir 60 millones de euros, para entre otras cosas paliar las perdidas del pasado año y poder mantenerse, cosa que ve mal tras la recesión de de sus pantallas en el mercado del eReader.

Tras las increíbles perdidas del año 2012 con una cifra de cerca de 30 millones de dolares de perdida, y el despido de Scott Liu, CEO desde el año 2009, E-Ink ha intentado diversificar su fuente de ingresos aplicando su producto a los futuros relojes inteligentes, tarjetas de crédito y alguna aplicación de pantalla como en el caso de Taiwan. Todo por la pasta como vulgarmente se dice. La empresa espera que este año las pérdidas no sean tan alarmantes ya que aún no se ha generalizado el comercio de dispositivos con su pantalla en Alta Definición, producto que esperan que tenga una buen venta.

Neonode, un pasado insistente

Parece ser que muchos asimilan tal noticia y tales expectativas de E-Ink al caso de Neonode. Neonode era la empresa encargada de las pantallas IR, tipología que se usaba en los primeros Kindle y Nook de Barnes&Noble.

Las ventas de Neonode se repartían entre el 40% de Amazon, el 26 % B&N, el 21% Sony y el 11% Kobo. Durante el año 2012, Amazon anunció un cambio de pantalla, pasando a comprar a E-Ink y dejando Neonode, con el tiempo el resto de empresas abandonaron a Neonode quedando prácticamente en la ruina tras haber alcanzado la cifra de 6 millones de dólares de beneficio unos meses anteriores.

Preocupación por E-Ink

Ante tales antecedentes, muchas pequeñas empresas distribuidoras de eReaders o consumidoras de los productos de E-Ink están preocupados por si verán satisfechos sus pedidos en los próximos meses. Personalmente creo que tales dudas son infundios, que la empresa podrá despachar sus productos durante un año más e incluso durante más tiempo, eso sí tendrán que cambiar de estrategia si lo que quieren es sobrevivir ya que limitarse al segmento del eReader solamente es n peligro y más aún cuando pasas a depender de dos o tres clientes como es el caso.

Si bien estoy seguro que la estrategia de E-Ink está cambiando y es consciente de ello, hay muchas funciones o dispositivos electrónicos que vienen muy bien su producto, incluso le mejorarían notablemente, pero claro está, se tienen que atrever en esos mercados. Además aún tiene productos muy interesantes como la pantalla de tinta electrónica a color, una pantalla que podría dar mucho que hablar pero que aún la venden a precios desorbitados, sólo conozco un eReader con esa pantalla y su precio de venta alcanza los 500 euros, un precio nada asequible para comercializar en grandes cantidades. Esperamos que tal ampliación de capital lleve a buen puerto a esta empresa y dé aun mucho que hablar en el mundo del eReader.

Más Información – Pyrus Maxi, un eReader de pantalla grandeKobo Aura HD, la alta definición llega a los eReader,

Fuente – Goodereader

Imagen –  Web Oficial de E-Ink


Un comentario

  1.   Pablo Bozzolo dijo

    No entiendo porque no se comercializan pantallas un poco mas grandes para pasar informacion en estaciones de buses, trenes… hay mucho mercado ahi si por ejemplo cojen las lineas de metro de USA

Escribe un comentario