Las máquinas expendedoras de libros, una nueva tendencia mundial

Vending Books

Este fin de semana mientras deambulaba hambriento por un aeropuerto español a la búsqueda de una máquina de comida donde poder comprar una chocolatina y una bolsa de patatas me encontré una agradable sorpresa en forma de máquina expendedora de libros.

No era sin duda lo que buscaba puesto que mi estómago pedía a gritos algo de comer pero aquella máquina me tuvo absorto durante un gran puñado de segundos siendo además la culpable de este artículo que hoy les dedico a este tipo de máquinas y al que he decidido titular como; dispensadores de libros, una nueva tendencia mundial.

Investigando un poco en la red de redes que esa máquina que consiguió hacerme olvidar el hambre que tenía pertenece a la empresa Vending Books que lleva explotando esta idea en España desde el año 2007 y que ha visto como su negocio se expande ya en países como México o Brasil con un gran y rotundo éxito.

El lema de esta empresa es ciertamente sencillo y Paco Valtierra, su propietario y gerente lo recita de carrerilla; “Vending Books nace con el fin de facilitar el acceso a la lectura en aquellos lugares de mucha afluencia. Somos un servicio cultural y alimentamos, como dice nuestro slogan, la mente de las personas”.

En estas máquinas podemos encontrar un interesante y más o menos amplio catálogo de libros de bolsillo que se van renovando cada 20 días. El precio de los libros que se pueden comprar las 24 horas del día oscila entre un precio de 2 y 8 euros.

Entre los ejemplares que se pueden encontrar en este tipo de máquinas se pueden encontrar por ejemplo con Cumbres Borrascosas, de Emily Bronté, El Príncipe, de Maquiavelo, y el Gran Gatsby, de F. Scott Fitzgerald, entre otros muchos.

Además la idea de las máquinas expendedoras de libros parece ir más allá y en países como Alemania estás maquinas ya prestan incluso libros gracias a la colaboración directa de las bibliotecas públicas de algunas de las ciudades germanas más importantes.

Sin duda alguna este tipo de máquinas suponen un gran invento para todos aquellos que como en mi caso no llevamos en ocasiones nuestro eReader encima y que a altas horas de la madrugada no podemos comprar en el aeropuerto una revista u ojear en alguna librería los miles de libros que ponen a nuestra disposición. Yo pasé parte de la noche entretenido, a un precio módico y con un interesante libro. Por supuesto después de mi fascinación con la máquina expendedora de libros tuve que buscar una máquina de comida que me imagino y para el bien común de todos hoy habrán repuesto con gran cantidad de nueva comida.

¿Qué te parece las máquinas expendedoras de libros?, ¿les ve una cierta utilidad?.

Más información – Sasha Grey, del porno a la novela sin paradas intermedias

Fuente – eltiempo.com


Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Escribe un comentario