Despedida por defender a un niño que “leía demasiado”

Libros

Despedida por defender a un niño “que leía demasiado” puede sonar al título de la última película americana en la que una joven empleada de cualquier compañía defiende a un niño que un buen día cruzó la frontera de la curiosidad y comenzó a leer las distorsionadas cuentas de la empresa pero, a buen seguro para vuestra tristeza no es una película sino el título que le podríamos poner a una historia totalmente real que ha sucedido hace escasamente un mes en una pequeña población del condado de Washingthon, Estados Unidos.

Y es que allí es donde trabajaba Lita Casey, una veterana bibliotecaria que decidió defender a un joven estadounidense de nueve años llamado Tyler Weaver que puede presumir de haber leído 63 libros en poco más de un mes y un total de 373 libros en los últimos cinco años.

La historia comenzó cuando Marie Gandron, la directora de la biblioteca y jefa a su vez de Lita Casey comenzó a pensar en cambiar las normas del concurso anual de lectura para niños que premia con una fiesta especial a los más pequeños que consigan leer al menos diez libros durante seis semanas.

La razón del cambio no es otra que las cinco ediciones que llevaba ganando el concurso Weaver y con ello dar oportunidad a otros niños de ganarlos, olvidando y obviando con ellos los méritos del protagonista de esta historia.

La bibliotecaria se opuso desde un primer momento; “alguien me comentó que (Gandron) quería cambiar las reglas del concurso, y pensé que no estaba bien, porque sería como si penalizáramos a un niño por leer”.

Su defensa de un niño “que leía demasiado” le ha costado su puesto de bibliotecaria a lo que ha reaccionado en un periódico local diciendo; “no lo podía creer y sigo sin creerlo. Pregunté por qué estaba siendo despedida y me dijeron que la junta no había dado una razón»”.

La historia es ciertamente triste ya que finalmente ha terminado alejando de la biblioteca tanto a Casey como a la directora Gandron de la cual se desconoce si ha sido destituida o ha abandonado por propia iniciativa al darse cuenta de la infinita absurdez que quería cometer.

Un niño debe de leer cuanto quiera, en formato digital o en formato papel, en la cama o en el sofá y en cualquier idioma. Leer puede ser una fuente inagotable de sabiduría para los más pequeños de la casa y en ningún momento se debe llegar a decir “que leía demasiado”.

Más información – BiblioTech, la primera biblioteca totalmente digital abre sus puertas al público

Fuente – abc.es/cultura/libros


Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Escribe un comentario