Año 2020; las bibliotecas comienzan a cerrar al público

Biblioteca

Ayer, después de mucho tiempo sin ir, me acerqué a la biblioteca de mi ciudad, sin nada concreto que buscar o conseguir, pero con la intención de disfrutar del rato que allí estuviera, ojeando libros, leyendo partes de otros, y llevándome a mi casa todos aquellos en los que me gustaría profundizar. Todo iba bien hasta que unos metros después de cruzar la puerta de acceso principal me adentré en la biblioteca.

Como os digo hacía tiempo que no iba, pero todo era diferente, ya nada era conocido para mí. No habías las colas de gente de otras ocasiones para llevarse libros, discos de música o películas y ya no se veían torres y torres de libros amontonados por falta de tiempo en el mostrador de los bibliotecarios.

Todo estaba ordenado, el bibliotecario leía tranquilamente recostado en su silla, y prácticamente no había nadie en la biblioteca. Mientras caminaba hacia la última estantería de la biblioteca para empezar en orden mi expedición bibliotecaria, pensé; ¿cuánto le queda a esta biblioteca abierta si no viene nadie a ella?.

Jamás había visto tan vacía la biblioteca y nunca había visto tan pocos libros en ella disponibles para los usuarios. A buen seguro no es la mejor biblioteca del mundo, pero si de una ciudad que casi roza los 400.000 habitantes y ahora parece estar en una situación crítica.

Hace tiempo que dije en este mismo sitio web que las bibliotecas terminarán por desaparecer o reconvertirse en algo diferente a lo que conocemos hoy en día, pero nunca pensé que podría ser tan pronto. Por supuesto no podía dejar de pasar la oportunidad de hablar con el bibliotecario que respondiendo a mis preguntas me contó con algo de nostalgia, que cada vez acudía menos gente y el número de salidas de libro había descendido drásticamente.

Al preguntarle por las razones, me contó algo que ya esperaba; “antes recibíamos cientos de nuevos libros cada mes, ahora con suerte un par de ellos y ahora ni tan siquiera se prestan películas, discos de música o dispositivos electrónicos de lectura”.

La crisis ha mermado las posibilidades de las bibliotecas, pero la cada vez mayor penetración de la lectura digital es a buen seguro otra de las causas que ha llevado a la biblioteca a encontrarse en una situación desconocida para ella.

Por el momento sigue abierta, pero por desgracia no sé cuánto tiempo le quedará y más teniendo en cuenta que es de carácter privado aunque con la colaboración del Ayuntamiento de la ciudad.

Las bibliotecas tal y como las conocemos hoy en día, creo que tienen sus días contados por varias y poderosas razones, pero ojalá me equivoque y es que son necesarias para que los adolescentes de hoy en día puedan como yo hace tantos años ir cada sábado a pasar entre libros la mañana o cuando ya era más mayor a leer durante largos ratos o a estudiar entre libros.

¿Crees que terminaremos viendo como las bibliotecas se ven obligadas a echar el cierre tarde o temprano?.


Categorías

eBooks, Libros

Villamandos

Asturiano, orgulloso gijonés para más señas, 30 años. Ingeniero Técnico en Topografía de profesión y un enamorado de las nuevas tecnologías y... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Jesús dijo

    Has ido en una época tranquila (sin curso escolar, y con los exámenes de septiembre prácticamente acabados), pero vuelve en unos cuantos meses y verás como te cuesta encontrar una silla libre, todo estará lleno de estudiantes preparando exámenes.

    Es verdad que ya no se prestan tantos libros, pero simplemente es que los usos han cambiado. Ahora las bibliotecas se usan sobre todo como lugar para estudiar, así como para organizar todo tipo de actividades (cuentacuentos, presentaciones de libros, tertulias y demás).

Escribe un comentario