Amazon y Barnes & Noble retiran libros con incestos y violaciones de su sección de autoedición

Autoedición

La lógica por fin ha imperado y hoy mismo hemos conocido que dos de los grandes gigantes de la literatura digital como son Amazon y Barnes & Noble, con un importante papel dentro del campo de la autoedición de libros digitales han decidido retirar de su sección de “Autoedición” todas aquellas novelas con títulos y textos en lo que se describa o cite un contenido sexual no adecuado.

Entre ese sexo no adecuado se han incluido las violaciones, incestos, cualquier tipo de bestialidad sexual y en general todo aquello que esté relacionado con la violencia sexual.

Uno de los títulos retirados es Taking My Drunk Daughter que había causado un gran revuelo en los últimos días y una gran cantidad de críticas hacia la firma que dirige Jeff Bezos ya que no se comprendía como la gran tienda virtual mantenía a la venta un eBook semejante.

España

Barnes and Noble ha explicado a la BBC: “Cuando hay violaciones a la política de contenido que llaman nuestra atención, sea a través de nuestros procesos internos o de una fuente externa o un cliente, contamos con un equipo de respuesta rápida para eliminar o desclasificar el contenido de acuerdo con nuestra política”.

Con la decisión tomada sin duda se da un paso hacia un  futuro mejor y se deja una serie de libros desagradables en la mayoría de los casos lejos de los menores de edad que podían acceder hasta ahora a ellos sin ningún tipo de problema.

¿Qué te parece la decisión tomada por Amazon y Barnes & Noble?.

Más información – Kindle Paperwhite VS Kindle Paperwhite, mismo nombre, diferentes especificicaciones

Fuente – tecnologia.elpais.com


2 comentarios

  1.   Ricard dijo

    Censurar es siempre un problema. En un mundo utópico no debería existir la censura. No me gusta la decisión. Deberían existir filtros suficientes que aseguraran la libertad del escritor a publicar y de que, aquellos contenidos especialmente sensibles, no puedan caer en manos inadecuadas. Así respetamos ambos lados. El otro aspecto por el que no me gusta la censura es que dejamos en manos ajenas a nosotros mismos la decisión de que ES y que NO ES censurable. Aquí podría ser algo legitimo, digno y correcto y allí todo lo contrario. En el fondo se trata del mismo problema que nos encontramos en todos los ámbitos de la vida: ¿Quién controla al controlador?

    Simplemente hay que ser más creativos con las secciones. La unica defensa que esas empresas tienen es que ellos venden lo que quieren vender y tienen todo el derecho del mundo a hacerlo. En ese caso en su política ha de quedar muy claro todo eso.

  2.   jackie dijo

    Me parece genial. Lo que está mal está mal siempre y además si es delito peor aún.

Escribe un comentario