Amazon continua con el acoso sobre la editorial Hachette de una forma pública

Amazon

El pasado lunes el grupo editorial de origen francés Hachette realizaba una denuncia pública donde mostraba su desencanto con Amazon y con las prácticas que había comenzado a realizar contra ellos y sus intereses haciendo por ejemplo desaparecer los botones de compra de determinados libros pertenecientes a la editorial en la tienda virtual.

El objetivo de la firma que dirige Jeff Bezos era conseguir que el grupo editorial aceptara las condiciones de renovación que se le habían puesto sobre la mesa y que a juicio de Hachette era ciertamente abusivas.

Amazon lejos de negar todo este asunto o de simplemente guardar silencio hace escasos minutos ha decidido llevar este asunto un poco más lejos y es que ha dejado de aceptar en los Estados Unidos las reservas de los nuevos libros en papel de Hachette y además ha decidido eliminar todos los cuentos que se aplicaban sobre los libros que todavía se encuentran a la venta.

El anuncio oficial por parte de la gran tienda virtual colgado en el foro oficial de Kindle dice lo siguiente; “por desgracia, y a pesar de mucho trabajo por ambas partes (Amazon y Hachette), hemos sido incapaces de encontrar una solución”. Además y para echar aún más leña al fuego sugiere a sus clientes que compren los libros de esta editorial en otro lugar, donde les será más económico para sus bolsillos.

Sin duda Amazon parece decidida a imponer de una u otra manera sus condiciones económicas para que el grupo editorial pueda vender sus títulos a través de su librería digital y poco parece que le importa lo que podamos pensar los usuarios sobre sus prácticas y aunque estén en su derecho la firma que dirige Jeff Bezos debería de darse cuenta de que este tipo de actuaciones le perjudican y mucho y le restan a buen seguro muchos clientes.

Amazon no puede ser el matón con traje y corbata de los libreros e ir amenazando a todo el mundo para que acepte sus condiciones porque un día todo el mundo le dará la espalda y a partir de ese día en vez de hacer gala de sus malas artes deberá de implorar perdón.


Escribe un comentario