Amazon permite a los autores indie vender bajo reserva

Amazon permite a los autores indie vender bajo reservaDesde hace unos días, Amazon ha reformado su herramienta de autopublicación y ahora, a los autores indie les dejará realizar ventas de sus ebooks que aún no han publicado bajo reserva. Esta reserva no se materializará en forma económica hasta el momento de la descarga pero es un cambio significativo ya que esta opción de reserva proporcionará bastantes datos económicos y puede servir de ayuda al autor para sus próximas ediciones o próximos títulos editoriales.

Por el momento para realizar esta opción que hasta no hace poco se negaba la propia Amazon, el autor ha de subir un borrador o una copia final del ebook para que el equipo de Amazon lo pueda certificar, una vez que está certificada, Amazon habilitará el botón de reserva en la web del ebook.

Como bien hemos dicho, esto representa una novedad ya que hasta hace muy poco la “característica” del botón reserva solo lo tenían algunas editoriales y algunos autores indie reconocidos. Pero a partir de ahora todos que usen la plataforma Kidle Direct Publishing podrá optar a esta opción si lo desean. Así que mientras los autores indie están obteniendo sus deseos de Amazon, otros como Hachette siguen sin conseguir lo que desean, entre otras cosas esta opción que proporcionaba a la editorial valiosísima información sobre las ventas de sus títulos.

El botón de reserva lo tenían algunos autores indie privilegiados y editoriales como Hachette

Muchos afirman que esto es un avance en su plataforma mientras que otros afirman que es una patada en la boca a Hachette, la cuál tenía hasta hace bien poco ese privilegio y ahora lo tienen todos menos ellos. Personalmente, como algún que otro blogger, pienso que no es una coincidencia y que este cambio con el botón de la reserva cumple las dos funciones, por un lado de atraer a mas autores indie que hagan subir las ventas y por extensión, aumentar sus beneficios y por otro lado intentar ganar a Hachette y mostrar a los autores que trabajar con una gran editorial como Hachette a veces no es rentable. No sé si lo conseguirá o no, pero que una gran plataforma de autopublicación como lo es Kindle Direct Publishing  acepte la opción de reserva en una ebookstore como la de Amazon es una gran avance sea o no sea por venganza. Veremos a ver que pasa con el resto de plataformas pero seguro que tras esta adaptación, el botón de reserva le considerarán como indispensable más de alguna plataforma ¿ no creéis?


Escribe un comentario