Amazon hace gala de sus malas artes contra la editorial Hachette

Amazon

Jeff Bezos, el fundador y máximo responsable de Amazon tiene desde la pasada semana el dudoso honor de ser el “peor jefe del mundo”, pero también un gran problema entre sus manos y es que la editorial Hachette Book Group, que tiene entre su nómina de escritores a JK Rowling o Michael Connelly, ha acusado a la librería digital de actuar con malas artes contra algunos de sus libros para intentar que sus usuarios no los compren y se acaben decidiendo por otros.

Según Hachette Amazon ha eliminado los botones de compra de algunos de sus libros debido a que hace unos días anunció que no aceptarían las nuevas condiciones comerciales que la gran tienda virtual les quiso imponer.

En un comunicado emitido por parte de Hachette Book Group el pasado viernes declararon que; “estamos haciendo todo lo posible para encontrar una solución a esta difícil situación, que sea beneficiosa para nuestros autores y sus obras, y que preserve nuestra capacidad para sobrevivir y prosperar como una compañía fuerte y centrado en el autor de la publicación”.

Amazon por su parte sigue su habitual estrategia de guardar silencio aunque las pruebas en este caso parecen más que claras y una vez más muestran las dudosas acciones de la firma que dirige Jeff Bezos sobre otras compañías, abusando de su posición dominante.

Por desgracia no es la primera vez que Amazon recibe críticas por parte de una editorial o de los propios escritores y es que las malas prácticas de este tipo suelen ser demasiado habituales, pero durante las últimas semanas y debido a los resultados muy lejos de lo esperado de la gran tienda virtual parece que han hecho crecer estas prácticas con imaginamos el objetivo de hacer crecer sus beneficios.

Ahora toca esperar para ver en que acaba el conflicto entre Hachette y Amazon pero todo hacer indicar que la editorial acabará aceptando las condiciones de la mayor librería digital del mundo para no perder su posición de ventas en uno de los lugares preferidos por los lectores para adquirir libros, aunque está por ver si a este conflicto se unen más editoriales o escritores que compliquen un poco la vida y su situación actual a la firma que dirige Bezos.

¿Crees necesarias este tipo de prácticas de dudosa honradez que en ocasiones realiza Amazon?.


Escribe un comentario